¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GM dejará de vender coches 0 estrellas NCAP en Latinoamérica

    Javier Costas
    Javier Costas

    Los organismos Global NCAP y Latin NCAP han conseguido una pequeña victoria en pro de la seguridad en países en desarrollo. El gigante americano General Motors descatalogará antes de acabar la década los coches "0 estrellas" sin airbags de serie.

    Chevrolet Sail

    Lo que no han conseguido los gobiernos de América Latina, se ha logrado a golpe de titulares y publicidad negativa. Hace unos días os comentábamos que el Chevrolet Sail, de venta en aquella región y el Caribe, suspendió una prueba NCAP, entre otras cosas por no tener airbags. Sí, amigos, en pleno 2016. Chevrolet prácticamente ha desaparecido del mercado europeo.

    El Sail, de fabricación china, se une al infame club de los modelos 0 estrellas NCAP de la marca de la pajarita, junto al Aveo/Sonic, el Spark (*) y el Agile. En Europa no habría ocurrido eso, porque esos coches no se habrían podido siquiera homologar. Tampoco se habrían atrevido, la suerte de estar en un mercado plenamente desarrollado.

    Al día siguiente de conocerse los resultados, el pasado viernes, General Motors anunció a través de un portavoz que se dejarán de vender coches sin airbags en los mercados emergentes, algo que se justificó previamente por la "accesibilidad" de esos coches para clientes con menos recursos económicos. Hasta 2019 no empezarán a verse dichos cambios.

    NOTA: El Spark Life equivale el Matiz que se ofrecía en Europa

    Y esto era un Chevrolet Sail

    El Chevrolet Sail tiene un precio de menos de 10.000 dólares, tampoco podemos considerarlo escandalosamente barato. Las comparaciones son odiosas, pero el Dacia Logan se empezó a vender en España en 2005, y las versiones más peladas (que iban MUY peladas) tenían en todos los casos frenos ABS, doble airbag frontal y cinturones de seguridad de tres puntos. El Sail básico no lleva nada de eso, y salió al mercado en 2015.

    ¿Cuánto costaba aquel sencillísimo y espartano Logan? 7.800 euros

    En su segunda generación, el Logan que se ofrece en Colombia viene con frenos ABS, y con dos airbags en todas las versiones. El precio no parece una buena excusa, pues se puede ofrecer un coche equivalente al Sail por un precio también equivalente -dejando al margen políticas arancelarias y precios intervenidos por los diferentes países.

    De hecho, Chevrolet no es ni mucho menos la única marca que ofrece coches que suspenden en pruebas NCAP menos exigentes que las europeas. Las chinas Chery y Geely también, pero con ese origen no hay que esperar buenos coches aún. Sí llama la atención que marcas como Fiat, Hyundai, Nissan o Renault no consideren que la seguridad de sus clientes latinoamericanos sea importante. Marcas como Honda o Toyota tienen niveles de seguridad más homogéneos.

    Chevrolet Agile

    La postura de General Motors, allá por enero

    Durante el Foro Económico Mundial, celebrado en Davos (Suiza), la máxima directiva de General Motors dijo, en respuesta a una carta enviada por Latin NCAP de noviembre, que se trata simplemente de "una decisión del consumidor". En otras palabras, que la gente decide tener coches menos seguros por razones económicas.

    Obviamente General Motors tiene la experiencia y el saber hacer para tener coches económicos y seguros, otra cosa es la rentabilidad que tengan. Los coches se diseñan por el mínimo común múltiplo, es decir, tienen que satisfacer las mínimas exigencias de la misma zona geográfica. Y el que quiera más seguridad de lo que exige la normativa, que se la pague.

    Las cosas como son, en Latinoamérica, por lo general, la renta per cápita no es alta, existen complejas políticas arancelarias que favorecen mucho los coches de fabricación local o de países con acuerdos comerciales, y los que vienen de fuera tienen unos precios prohibitivos para la gente corriente. Nuestros lectores latinoamericanos protestan frecuentemente por ello, y no les falta nada de razón.

    Mary Barra dijo en Davos que en algunos casos, venden coches por encima de lo que marcan las normativas de la zona, pero se le olvidó decir que no se podrían vender en sitios como la Unión Europea, Norteamérica, Corea del Sur, Australia o Japón. Solo en Estados Unidos poner en la calle un coche como el Sail habría hecho que los abogados se frotasen las manos pensando en demandas cuando muriese el primer cliente.

    No, señora Barra, vender coches inseguros no los hace más accesibles. Solo hay que bajar un poco el margen por unidad. ¿Cuánto cuestan los cinturones de tres puntos en vez de los ventrales de dos puntos? ¿Realmente supone tanto dinero equipar al mismo coche siempre con ABS? ¿Es relevante el ahorro al usar aceros de peor calidad y que flexan con más facilidad?

    Esta vez General Motors ha reculado, y se va a gastar 5.000 millones de dólares en la mejora de su portafolio de productos para mercados emergentes. En realidad, esa cifra se prometió el verano pasado, pero es significativo el hecho de que ya no habrá más coches nuevos sin airbag para la próxima década, al menos con insignia Chevrolet.

    "General Motors comparte el objetivo de mejorar la seguridad vial en todo el mundo, incluyendo la adoptción de medidas de seguridad elementales en mercados globales, y eliminar los modelos con cero estrellas"

    Ha sido una pequeña conquista, pero erradicar los coches inseguros de Latinoamérica, y por extensión, del resto del mundo, va a llevar mucho más tiempo.