¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Highlights del doble ePrix de Ad-Diriyah de la Fórmula E 2020-21

    Highlights del doble ePrix de Ad-Diriyah de la Fórmula E 2020-21
    Las dos carreras del ePrix de Ad-Diriyah tuvieron gran emoción y muchos sobresaltos.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El primer evento de la 'Season Seven' de la Fórmula E ofreció un gran espectáculo durante sus dos carreras nocturnas.

    Nyck de Vries y Sam Bird fueron los pilotos encargados de anotarse los triunfos en las dos mangas del ePrix de Ad-Diriyah.

    La Fórmula E ha estrenado su condición de Campeonato del Mundo por todo lo alto en Arabia Saudí. Y es que poco más se puede pedir al ePrix de Ad-Diriyah. Las dos carreras que abrían la temporada 2020-21 se han disputado de noche, bajo luz artificial y han tenido de todo, tanto dentro como fuera de la pista. Adelantamientos, polémica, problemas técnicos y variables de todo tipo variables han definido los dos primeros ganadores del año. Nyck de Vries se impuso en la primera carrera con el Mercedes EQ Silver Arrow 01 y Sam Bird conquistó la segunda manga con el monoplaza de Jaguar.

    La primera jornada del ePrix de Ad-Diriyah tuvo en Nyck de Vries su gran protagonista. El piloto neerlandés de Mercedes EQ conquistó la pole como primera piedra para construir la victoria que lograría horas después en Arabia Saudí. De Vries dominó la carrera en todo momento y se anotó así el triunfo en la primera prueba de la Fórmula E como Campeonato del Mundo. El suizo Edo Mortara terminó segundo tras firmar una gran maniobra de adelantamiento a dos rivales a la vez, siendo sin duda una de las imágenes de la primera cita de la temporada en la serie eléctrica.

    Pese al gran papel de Nyck de Vries y Edo Mortara en la primera jornada, el segundo día no fue tan favorable para sus intereses. De hecho, Mortara tenía un accidente en los libres del sábado tras un fallo del software de frenado, por lo que ninguno de los pilotos de Mercedes o Venturi podían tomar parte de la clasificación. Sí lograban salir a carrera, pero en posiciones retrasadas que no les permitían luchar por el podio. Una batalla que tenía como protagonistas a Robin Frijns tras lograr la pole, Sam Bird, Sérgio Sette Câmara y, en segunda instancia, Jean-Eric Vergne y António Félix Da Costa.

    Sin embargo, este duelo a cinco se veía eclipsado por los distintos incidentes que se producían en el último tercio de carrera. Los sucesivos accidentes de Sébastien Buemi, Maximilian Günther, Mitch Evans y Alex Lynn obligaban a detener la carrera a tres minutos del final. Esta circunstancia provocaba que un buen número de pilotos no pudieran activar el 'attack mode' por segunda vez, situación que fue sancionada y que dejaba un podio formado por Sam Bird, Robin Frijns y António Félix Da Costa. Podio que, por otra parte, también se vio eclipsado durante la celebración final por un presunto ataque con mísiles balísticos a la región.

    Fotos: FIA Fórmula E