¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Coches RarunosIKCO Paykan, el coche que movilizó un país

26

En esta ocasión en Coches Rarunos conoceremos la memoria de un coche muy desconocido y muy popular a la vez. Al fin y al cabo un coche que estuvo en el mercado durante cuatro décadas bien merece un repaso a su historia. Éste es el IKCO Paykan.

Cuando pensamos en automóviles icónicos los primeros coches que nos vienen a la mente son alemanes, italianos, estadounidenses, japoneses o británicos. De hecho, se nos ocurrirán muchos, muchísimos lugares antes de pensar en el país sobre el que va a tratar esta edición de Coches Rarunos: Hoy viajamos a Irán.

En este país de Oriente Próximo nació un vehículo que merece la pena conocer. Su nombre es IKCO Paykan y no sólo tiene el mérito de haber popularizado la industria automovilística en tierras persas sino que además era tan bueno que se vendió durante cuatro décadas ¡sin apenas cambios!

¿Irán, en serio? Irán es el país de Oriente Próximo que más vehículos produce anualmente. Pero quizá te sorprenda más saber que, de hecho, es uno de los grandes productores a nivel mundial. El ranking que elabora la Organisation Internationale des Constructeurs d'Automobiles (OICA) sitúa a Irán en la 18ª posición mundial con más de un millón de unidades fabricadas anualmente.

Fabricación del Paykan en sus inicios

Para ser exactos la OICA señala en su informe del año 2014 que fueron 1.090.846 los automóviles producidos en Irán, una cifra muy superior a países como Italia (697.864 unidades), Argentina (617.329 unidades), Rumanía (391.422 unidades) o Australia (180.311 unidades). Unos datos notables hoy en día, pero toda una utopía cuando nació el Paykan.

Nos remontamos a los años 60. La industrialización iba a toda máquina en el mundo entero y el automóvil era el producto de consumo de referencia: todo un símbolo de libertad, prosperidad y modernidad además de un buen impulso para la economía. El industrial iraní Mahmoud Khayami vio que aquello tenía futuro y también lo quiso para su país.

Así nace en 1962 la compañía Iran National, con sede en Teherán, y empezó fabricando autobuses a partir de chasis de Mercedes-Benz. Para no perdernos con denominaciones te adelanto que la empresa persa cambió su nombre en 1983 por Iran Khodro -Khodro significa ‘coche’ en persa- o simplemente IKCO en forma abreviada.

Transporte de varios Paykan a las afueras de Teherán

El Paykan ofrecía una versión para cada necesidad

Khayami tenía claro que quería fabricar un automóvil práctico, fiable y económico para el país. Tras varias negociaciones con diferentes fabricantes, Khayami consiguió llegar a un acuerdo con la marca británica Hillman y en 1967 la línea de montaje recibió al Hillman Hunter, un interesante sedán inglés que se vendería en el mercado persa bajo el nombre de IKCO Paykan -Paykan significa ‘flecha’ en persa-.

Los coches llegaban en forma de kit y las piezas se montaban posteriormente bajo licencia por Iran Khodro, justo al tiempo en el que Chrysler tomaba el control de Hillman. El coche fue un éxito inmediato y no tardaron en ofrecerse diferentes variantes como un deportivo GT, una versión automática, un vehículo comercial, una carrocería pick-up y una versión específica para su uso como taxi.

Khayami acertó de lleno con las necesidades automovilísticas de los iraníes y el Paykan era el coche que todo el mundo quería tener. Había nacido una estrella. A principios de los años 70 era difícil encontrar en las calles un coche que no fuera un Paykan, la mayoría de las veces con la carrocería de color blanco.

Teherán, mediados de 1970, con incontables Paykan poblando sus avenidas

En 1978 Chrysler vendió Hillman a Peugeot. La marca francesa decidió jubilar al Hunter pero el Paykan siguió alargando su leyenda, no sin antes recibir una actualización estética y sustituir su vetusto motor 1.7 de gasolina por una mecánica moderna del Peugeot 504. Fueron los únicos cambios significativos que recibió en los 38 años que estuvo en el mercado.

La marca Hillman cerró sus puertas definitivamente en 1979 y Peugeot decidió exportar toda la maquinaria y materiales de esta marca a la planta de producción de Iran Khodro. La empresa persa pudo dejar a un lado los kits y pasó a fabricar por completo el coche -salvo el motor-: el IKCO Paykan se convirtió en el primer coche fabricado en Irán.

El Paykan estuvo a la venta hasta 2005. Su fin llegó cuando el gobierno iraní decidió que aquel coche diseñado en 1966 estaba totalmente desfasado. Su aspecto anticuado, su deficiente seguridad, su elevadísimo consumo y sus emisiones contaminantes fueron su sentencia, mientras IKCO recibió un buen incentivo económico por poner fin a su producción.

La actualización del diseño y un nuevo motor fueron los escasos cambios que recibió el coche iraní

Su sustituto fue el IKCO Samand, basado en el Peugeot 405 aunque irónicamente también empleaba algunos componentes del viejo Paykan. Con 38 años de historia a sus espaldas, el IKCO Paykan ya forma parte de la identidad del país y hoy en día siguen viéndose miles de ellos por las calles.

El éxito del Paykan fue la base que permitió crecer a la compañía automovilística Iran Khodro. Actualmente IKCO tiene 60.000 empleados y cuenta con cinco plantas de producción de turismos en Irán y otras cinco fuera de sus fronteras (Siria, Senegal, Venezuela, Bielorrusia e Iraq). Fabrica modelos de Peugeot, Renault, Mercedes, Suzuki y comercializa sus coches en 27 países de cuatro continentes, además de en Irán.

Sorprendentemente la historia del IKCO Paykan siguió escribiéndose. Todas las maquinarias y materiales necesarios para el ensamblaje y producción de este modelo se fueron a África, vendidos a la Khartoum Transportation Company para su fabricación en Sudán.

Noticias relacionadas

IKCO Paykan, el coche que movilizó un país
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto