¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La iluminación LED también conquista el WRC

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Cualquier modelo que se precie llega al mercado con iluminación LED. Los fabricantes han conseguido grandes avances al respecto y tarde o temprano esta tecnología tenía que llegar al WRC. Se consolida gracias al acuerdo entre M-Sport y Lazer Lamps.

    La industria del automóvil ha vivido en los últimos años una carrera tecnológica en lo que a la iluminación se refiere. Las ópticas halógenas han dado paso a la iluminación xenon y bi xenon, los faros LED y Full LED y en última instancia las tecnologías más novedosas, como la iluminación láser o los pilotos LED orgánicos (OLED) traseros. Más temprano que tarde algunas de estas tecnologías tenían que llegar al mundo de la competición, con las 24 Horas de Le Mans como principal exponente. Eso sí, en el WRC las parillas LED cada vez ganan una mayor presencia.

    M-Sport ha firmado un acuerdo con Lazer Lamps para equipar parrillas LED en sus modelos, con especial incidencia en el Ford Fiesta R5. Esta nueva asociación se hizo palpable en el Rally de Suecia, donde los Ford Fiesta RS WRC de Eric Camilli y Mads Ostberg o el propio R5 de Elfyn Evans equiparon esta nueva tecnología. Una solución que se torna definitiva ya que M-Sport ha colaborado con Lazer Lamps para desarrollar el conjunto Triple-R, formado por dos grupos ópticos instalados entre el capó y la calandra y una tercera parrilla de LED sobre el capó que permite una iluminación perfecta a altas velocidades.

    El diseño de las luces LED Triple-R ha sido desarrollado en comunión entre los ingenieros de Lazer Lamps y técnicos de M-Sport a partir de las indicaciones de los pilotos y copilotos, consiguiendo un producto perfecto y adaptado a los vehículos del preparador de Cumbria. Además de la consiguiente mejora en la visibilidad y la iluminación -en términos de difusión y profundidad- en relación a las parrillas de luces convencionales, el sistema Triple-R ofrece un ahorro de peso de 3 kilogramos, la reducción de un 10% en el consumo de energía y un diseño más aerodinámico.