¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Iluminación OLED, la clave de los pilotos traseros del BMW M4 GTS

El BMW M4 GTS es el primer modelo de producción en incluir tecnología OLED para sus faros. Sus ópticas traseras OLED aportan varias ventajas, como un menor consumo de energía, mayor durabilidad en su vida útil y una iluminación más homogénea.

El BMW M4 GTS es un coche especial y muy importante para la marca bávara. Y lo es no sólo por una demostración de prestaciones difícil de igualar, con sus 500 CV y un rendimiento en circuito fuera de toda duda, como muestra su tiempo en Nürburgring de 7 minutos y 28 segundos: también lo es por una demostración de tecnología adelantada a su tiempo.

Además de una innovadora inyección de agua en su motor TwinPower Turbo de 3.0 litros, el BMW M4 GTS es el primer coche de producción en adoptar ópticas con tecnología OLED. Si el BMW i8 apostó por ser un precursor con sus faros láser, en el caso del M4 GTS destacan sus pilotos traseros BMW Organic Light, los primeros OLED en un automóvil.

¿Cómo funciona la tecnología OLED? Seguramente ya hayas oído hablar de esas pantallas OLED que se están comenzando a emplear en televisores o teléfonos móviles. En el caso de estas ópticas traseras, están compuestas de capas semiconductoras orgánicas muy finas, generalmente polímeros. Aquí encontramos la principal diferencia con la tecnología LED, compuesta de cristales semiconductores.

Estos polímeros y las capas semiconductoras están encapsulados de forma hermética entre dos capas de cristal: la subestructura encargada de la emisión de luz es unas 150 veces más fina que un cabello humano. La altura total de un elemento OLED mide entre 0,8 y 1,5 milímetros, siendo realmente delgada. Además, su fabricación y posterior reciclaje genera menos residuos al emplear muy poco material, favoreciendo la sostenibilidad.

¿Iluminan mejor los faros OLED que unos LED tradicionales? La respuesta tiene que ser "depende". Por el momento no es posible su uso en faros delanteros, para luces de cruce o de carretera, de ahí que se limite su uso a los pilotos traseros o en el interior del vehículo. Sin embargo, su futura evolución tecnológica facilitará una mayor difusión y polivalencia.

Entre otras ventajas de esta iluminación OLED se encuentra una luz más homogénea en toda su superficie y menos focalizada, así como una mayor precisión -pueden activarse individualmente determinados módulos, por separado- y una menor generación de calor, siendo más eficientes térmicamente. Así, los faros OLED consumen menos energía, y además mantienen una elevada vida útil sin apenas mantenimiento: en el futuro serán muy populares complementando a las tecnologías LED y láser.

Fuente: BMW

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto