¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Indy 500Alonso y McLaren buscan "volver con más fuerza" este jueves

Tras su accidente del miércoles, Alonso asegura mantener la positividad, y le quitó hierro a la violencia del incidente.

Bob Fernley reconoce el "mayor desafío" a nivel tecnológico respecto a 2017, y descarta ayuda adicional por parte de Carlin pese a usar el chasis que ellos montaron.

Para McLaren, este jueves supone una jornada absolutamente crucial en su aventura en las 500 millas de Indianápolis. El accidente de Fernando Alonso en la jornada de ayer volvió a dejar a la formación británica con poco más de una hora de rodaje, después de un martes en el que un problema eléctrico también les limitó de forma severa. Dicho problema, según miembros del equipo, habría estado relacionado con unos restos acumulados en el alternador del coche, y que impedían su normal funcionamiento.

De cara a esta jornada, Alonso ha reiterado que el plan es volver hoy como si no hubiese pasado nada, y poner en marcha el programa: "Siempre soy positivo, volveremos con más fuerza. El equipo se está asegurando de que todo está listo, y yo estoy preparado, sin miedo. Seremos rápidos de nuevo". En los mismos términos se expresó Bob Fernley, presidente del programa de McLaren Racing: "Nunca se le puede descartar a Alonso. Lo mejor de todo es que se sacudirá el polvo y, aunque le afecte un poco en su confianza, todo volverá a la normalidad cuando tenga unas vueltas en el bolsillo".

Sin ir más lejos, a Alonso le son tristemente familiares los accidentes fuertes, ya en su periplo en la Fórmula 1, teniendo que perderse carreras en 2015 y 2016 por dos incidentes serios en Montmeló y Albert Park, además de todos los sufridos con anterioridad. Así relataba su experiencia desde dentro: "Obviamente, hay un momento de estrés y peligro en el que notas que vas muy rápido en un monoplaza y vas a golpear algo a gran velocidad, y que va a doler un poco. Todos los accidentes se perciben más o menos igual".

"La diferencia aquí es que la velocidad a la que golpeas el muro es muy alta, y que normalmente no es solo un impacto. El segundo, o incluso el tercero, llega eventualmente, así que has de estar preparado para todos ellos", comentó Alonso. "Pero he de decir que tuve un poco de suerte, ya que el golpe fue solo un roce y no una gran deceleración. Ha sido una primera experiencia, espero que la última, pero no me ha impactado mucho, incluso a velocidades tan altas, por ser un roce".

Haciendo recapitulación de lo ocurrido hasta ahora, Fernley se muestra convencido de que estos obstáculos permitirán al equipo mostrar sus fortalezas: "Este es un desafío enorme bajo cualquier otra circunstancia. Es algo que McLaren tiene que hacer porque lo que se ha hecho les ha dado las bases para el futuro, (y) necesitan el conocimiento de lo que han estado haciendo los últimos meses. Eso se verá, y estoy completamente seguro de que superaremos los obstáculos. (...) Es un desafío algo más grande, no en términos organizativos. La tecnología ha avanzado, y nos lo esperábamos, pero todo ha sido un poco más desafiante de lo que creíamos".

"Este es un desafío enorme bajo cualquier otra circunstancia. Es algo que McLaren tiene que hacer".

A su vez, Fernley descartó que McLaren tenga que recurrir a cualquier tipo de ayuda adicional por parte de Carlin, con quienes tienen un convenio técnico y quienes les prepararon el coche reserva con el que Alonso correrá a partir de ahora: "No creo que podamos depender de Carlin en absoluto, ellos tienen tres coches que preparar. Tenemos suficiente personal para hacerlo por nuestra cuenta. La parte de Carlin era principalmente logística y para ayudarnos en el principio, en especial con el equipamiento. Lo que hemos tenido que hacer para afianzar un equipo, lo han hecho ellos un año antes, así que son los más cercanos a lo que hemos estado haciendo, y han sido de mucha ayuda".

En las mismas líneas de autosuficiencia y superación se manifestó Zak Brown: "Lo que se verá es el buen equipo que hemos construido en un corto periodo de tiempo. Todo depende de como vaya (el jueves). La parte irritante para nosotros es haber perdido tiempo en dos días perfectos de climatología, pero son cosas que pasan. Siempre hay una primera vez, es parte de la IndyCar. Si fuese tan fácil, cualquiera lo haría". Ha quedado claro en estos días que, incluso para el cuarto mejor equipo de la Fórmula 1, Indianápolis puede ser un hueso duro de roer.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto