¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Indy 500Oriol Servià, en busca de hacer "más progresos" tras ser 28º

En los tres días de libres disputados, el piloto español ha mostrado un ritmo decente, pero insuficiente sin rebufos.

Servià dedicó la jornada del jueves a pruebas varias de cara a la clasificación.

"Se necesita un poco para llegar a tu mejor versión, y creo que nos estamos acercando"

Las tres primeras jornadas de Oriol Servià en Indianápolis han transcurrido de forma un tanto discreta, y no de la forma que le habría gustado al gerundense. Pese a lo tardío de la firma del acuerdo con el equipo Schmidt, Servià confiaba en un buen comienzo para sentar las bases de la clasificación y el ritmo de carrera, pero el propio equipo Schmidt aún arrastra parcialmente los problemas de velocidad de 2018, y Servià se ha visto expuesto a ellos.

En el cómputo de los tres días, el piloto catalán ha acabado en 34ª, 19ª y 28ª posición, respectivamente, y es uno de los 10 pilotos que no ha llegado a dar 200 vueltas esta semana (197, 28º mejor). Su mejor tiempo de 226.683 millas por hora, obtenido el miércoles, le situaría como el 24º piloto más veloz, pero sus problemas reales han radicado en las velocidades sin rebufo, más indicativas del rendimiento en clasificación: sus 221.298 mph solo superan a Santino Ferrucci y James Davison, y le sitúan en una incómoda 34ª posición que el domingo podría implicar quedarse fuera de la carrera.

"Honestamente, ayer hicimos muchos progresos, en una dirección que me gustaba mucho", comentó Servià sobre la jornada del jueves. "Hoy solo hemos rodado con cosas que queríamos probar, cosas típicas. Indy es divertido, porque siempre hay cosas en tu lista que quieres probar, y siempre llegas al final de mayo sin haberlas probado. De todos modos, las probamos hoy y no creo que hayamos hecho tantos progresos como ayer. Estoy deseando hacer más progresos mañana".

Sus comentarios eran algo más positivos el miércoles, cuando detalló un poco el enfoque mental que ha de afrontar un piloto en su situación, corriendo solo una vez al año: "De nuevo, sigo diciendo lo mismo; las tablas de tiempos no significan mucho, solo que tienes un buen rebufo o no. Todo lo que importa es hoy. Siendo un piloto eventual, siempre quieres pensar que el primer día eres tan bueno como siempre, pero se necesita un poco para llegar a tu mejor versión, y creo que nos estamos acercando a ello".

Servià no es ajeno a estas dificultades iniciales. Sin ir más lejos, el año pasado, con un coche en teoría mejor preparado, varios fallos en la elección de la carga aerodinámica para la clasificación le llevaron a tener que meterse en parrilla con un tercer intento a la desesperada a 25 minutos del final del Bump Day. Antes de 2012, el piloto español clasificó en otras tres ocasiones en la parte baja de la parrilla, e incluso en 2002, su primer año en Indianápolis, se quedó fuera de la carrera debido a una inoportuna aparición de la lluvia.

Servià corre este año en el tercer coche de Schmidt gracias al apoyo técnico y económico del Team Stange Racing, una formación de muy poco recorrido en el automovilismo americano, pero que busca hacerse hueco en los monoplazas con ambiciones de más carreras en 2020 y una asociación adicional con una empresaria de origen mexicano, Rosa Cortez, a la que asistirán a la hora de alinear un equipo en la Indy Pro 2000, la segunda categoría dentro del Road to Indy (la escalera junior de la IndyCar), entre la Indy Lights y la U.S. F2000.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto