¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarPenske proporciona un test a Scott McLaughlin, bicampeón de Supercars

    El piloto neozelandés de 26 años probará por primera vez un monoplaza de gran potencia, con el mismo equipo para el que pilota en Australia.

    McLaughlin efectuará el test el 13 de enero en Sebring, pero sus opciones de futuro en Estados Unidos no pasan por este campeonato.

    En las últimas dos décadas, la evolución del campeonato australiano de turismos hacia el concepto conocido hoy día como Supercars ha convertido al certamen en uno de los más populares del mundo en su disciplina. Asentado en carreras y circuitos míticos o desafiantes como Bathurst, Sandown, Phillip Island o Surfers Paradise, contando con varios de los pilotos más destacados de las antípodas, y con coches muy físicos y duros similares a los stock car americanos, atraen asistencias masivas e incluso audiencias internacionales en sus citas más prestigiosas.

    No obstante, el campeonato ha contado con varios dominadores de hierro a lo largo de su historia, siendo el más reciente y llamativo Jamie Whincup. En los últimos años, el equipo Penske, que aterrizó en la categoría en 2015, ha cogido el relevo de la mano del neozelandés Scott McLaughlin, que este año ha ganado su segundo entorchado consecutivo y que mantiene un encarnizado duelo con su compatriota Shane van Gisbergen. A sus 26 años, McLaughlin está en la cumbre de su carrera, y Roger Penske le premiará con un inusitado test fuera de su zona de confort: en un IndyCar.

    El equipo estadounidense ha confirmado este viernes que McLaughlin probará uno de sus Dallara IR-18 el próximo 13 de enero en el circuito de Sebring, utilizando uno de los días de evaluación de rookies asignados al equipo en la versión club del trazado. El test supondrá una experiencia muy diferente a la habitual para McLaughlin, quien, a diferencia de la inmensa mayoría de pilotos de Supercars, no inició su carrera como piloto destacado en la Formula Ford australiana, si no como hombre de carrozados.

    La única experiencia de McLaughlin en monoplazas data de tres carreras en el campeonato de Formula Ford del estado de Victoria en 2010, donde logró una victoria y tres podios, pero aquel año ya competía a tiempo completo en la principal categoría formativa de los Supercars, la V8 Series, donde se mantuvo hasta dar el salto en 2013. De hecho, durante bastante tiempo se ha especulado con que el futuro de McLaughlin pasaría por un salto a la NASCAR, emulando la tentativa en el pasado de Marcos Ambrose, aunque el neozelandés permanecerá en Australia en 2020

    Este test, por tanto, puede percibirse como una primera toma de contacto con el funcionamiento del equipo en Estados Unidos sin añadir más fuego al especulado paso a los stock cars, a pesar de que la maquinaria de estos dista mucho del funcionamiento de un IndyCar. Tampoco parece que una participación en las 500 millas de Indianápolis esté en el futuro de McLaughlin, ya que la prueba de los Supercars en Barbagallo coincide con el fin de semana de clasificación en Indy, algo que comprometería sus opciones de tricampeonato.

    "Siempre estoy abierto a nuevos desafíos, y estoy agradecido a Penske por proporcionarme esta oportunidad", asegura McLaughlin, quien recientemente visitó Estados Unidos de forma secreta para probar el simulador de Dallara. "Pilotar para Penske crea oportunidades interesantes de probar cosas nuevas y, aunque he pasado algunas horas en un simulador este año, será impresionante ver de lo que es capaz el coche real en un circuito como Sebring".

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto