Se desvela el estudio sobre las verdaderas emsiones de NOx en vehículos en España

  • Al fin se hacen públicos los resultados del estudio realizado por el Ministerio de Industria español sobre las emisiones reales de vehículos homologados en España.
  • Todos los modelos analizados superan los niveles permitidos de NOx, pero sorprende más el comportamiento del Ministerio ante el informe.

Laboratorio del Instituto de Investigación del Automóvil.

El Ministerio de Industria español ha desvelado los resultados de las pruebas de emisiones practicadas a 16 modelos homologados en nuestro país. Los resultados de las pruebas, a pesar de ser los esperados, no dejan de ser sorprendentes. Todos ellos, los 16 testados por el Instituto de Investigación del Automóvil superaban entre 1,8 y 12,6 veces los valores máximos de emisiones de NOx en las pruebas de condiciones reales.

Sin embargo, esto no debería sorprendernos, pues lamentablemente la misma legislación que regula estos valores de emisiones también permite que los sistemas anticontaminación sean desactivados por motivos de fiabilidad según las condiciones atmosféricas, para que la mecánica no se vea afectada. Como bien sabemos desde que estallara el escándalo del Dieselgate en Estados Unidos, en Europa básicamente ha sido legal saltarse por completo estas regulaciones medioambientales, y gracias precisamente a la propia legislación.

Esta tan solo “obligaba” a los fabricantes a pasar los tests de laboratorio, literalmente, ya que eran probados exclusivamente en entornos controlados y por tanto no reales, y siempre según protocolos estandarizados y por tanto idénticos.

Aunque para la opinión pública ha sido Volkswagen la que ha asumido el papel de antagonista, lo cierto es que esta tan solo ha sido la primera en ser pillada en los Estados Unidos, donde la legislación vigente no permite tanto margen como la europea, y donde además, las instituciones encargadas de velar por el medioambiente son bastante más activas que en el viejo continente.


Uno de los almacenes en EEUU donde se guardan los miles de modelos recomprados.

De ahí que las consecuencias a las que se enfrenta el grupo VAG en Estados Unidos son bastante más drásticas y preocupantes que en Europa. Y dentro de la misma Europa también nos encontraremos diferencias entre los estados miembros de la CEE, ya que si bien algunos han sido bastante más rápidos y precisos para tratar de identificar y solucionar el problema, otros, como España, han sido tan sospechosamente lentos que incluso están enfrentándose a posibles sanciones de la UE.

Lo verdaderamente sorprendente del estudio del Instituto de Investigación del Automóvil no ha sido el resultado del estudio, sino todo lo que rodea al propio informe. El propio estudio se ha realizado por imposición europea, no por iniciativa del Ministerio de Industria, y se han analizado 16 vehículos, cuando el estudio contemplaba el análisis de 30. Los motivos que se alegan son problemas presupuestarios.

Un detalle muy curioso es que el análisis no ha encontrado evidencias de la existencia de los dispositivos ilegales que alteraban las emisiones, ni tan siquiera en aquellos vehículos cuyo fabricante ha admitido su existencia, como es el caso de SEAT. Que evidentemente dispone de los mismos motores y software afectados por el Dieselgate.

Desconocemos las vicisitudes del desarrollo del propio estudio y las directrices que el INSIA ha tenido que seguir, aunque entendemos que han seguido todos los protocolos necesarios para poder realizar dichos tests, de hecho, los resultados son coincidentes con los obtenidos en otros países de la UE. Pero, lo que nos llama la atención ha sido el tratamiento que el propio MInisterio de Industria ha dado al informe final.


Entrada del INSIA en Madrid.

El Ministerio se negó a publicar el estudio de los 16 modelos y no ha sido hasta que se ha visto obligado, en virtud de la Ley de Transparencia y tras petición expresa de las organizaciones Ecodes y Transport and Environment, que realmente lo ha hecho público.

El propio informe no ha satisfecho las demandas de Bruselas, ya que este cuenta con solo 34 páginas frente a los cientos de páginas que tienen los informes similares de otros países. Por lo que desde Bruselas continúan esperando una aclaración de España o un segundo informe más extenso. La Comisión ya abrió expedientes a España y a otras 5 naciones por no colaborar con la investigación, acusándolos de retrasar la investigación y de actuar en connivencia con la industria.

En el caso concreto de España, sí que es cierto que no se puede hacer nada ya que por ley, si el tema está en los juzgados, como es este el caso, no se pueden realizar más actuaciones paralelas.

Modelos analizados

  • Ford Fiesta 1.5 TDCI 55 KW (EU5)
  • Ford Fiesta 1.6 TDCI 70 KW (EU5)
  • Ford Fiesta 1.5 TDCI 70KW (EU6)
  • Nissan Qashqai 1.5 Diésel (EU5)
  • Nissan Juke 1.5 DCI (EU5)
  • Nissan Qashqai 1.5 Diésel (EU6)
  • Nissan Juke 1.5 DCI (EU6)
  • Seat Leon 2.0 TDI 125 KW (EU5)*
  • Seat Altea 1.6 TDI 77 KW (EU5)*
  • Seat Leon FR 2.0 TDI 110 KW (EU5)*
  • Seat Leon 1.6 TDI 81 KW (EU6)*
  • Seat Ibiza 1.4 TDI 66 KW (EU6)*
  • Ssangyong. Tivoli 1.6 Diésel (EU6)*
  • Volvo. S60 2.0D 100KW (EU5)
  • Volvo XC60 2.0D 110KW (EU6)
  • Volvo V60 2.0D 110KW (EU6)

* Estos modelos superaron con más margen los límites establecidos y han sido apercibidos por el Ministerio.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×