¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jaguar XJR-15: El deportivo más radical que ha llevado los emblemas de Jaguar

14

Antes que el Jaguar XJ220 culminara el dilatado proceso de desarrollo, se lanzó una serie más especial y limitada que este, el XJR-15.

El XJR-15 era básicamente el bastidor y motor del XJR-19 de Grupo C lo suficientemente dulcificado para poder portar matrícula.

El casi desconocido Jaguar XJR-15

Nombrar un deportivo de motor central de Jaguar es básicamente mencionar al XJ220. El célebre proyecto creado a partir de unos cuantos empleados que decidieron dedicar su tiempo libre en aprovechar algo de tecnología y diseños desechados por la marca, y que ha pasado a la historia como "el hiperdeportivo" de la firma británica.

Sin embargo la realidad es bien distinta, puesto que realmente el XJ220 fue realmente fabricado por una empresa creada ex profeso entre Jaguar y Jaguar Sport, la estructura de Tom Walkinshaw encargada en ese momento del programa deportivo de Resistencia de Jaguar, aunque luego era comercializado por Jaguar como tal, y lo que es más importante, antes que este existió el XJR-15, más radical que el propio XJ-220, nacido con el mismo ADN que los biplazas de Grupo C de la marca británica, desarrollado por Jaguar Sport.

Sin embargo, el XJR-15, es prácticamente un desconocido, que solo unos pocos conocen. Si ya sabías que modelo era antes de leer este artículo solo hay 3 explicaciones posibles: O tienes ya cierta edad o sabes mucho de coches o tal vez juegas bastante a la PlayStation.

Bastidor del XJR-9 de Grupo C y motor V12.

El ejemplar de color azul que aparece en las fotografías es una unidad que se acaba de convertir en noticia, puesto que ha salido por fin de su escondrijo tras muchos años. De hecho, con solo 846 millas de uso - unos 1.362 kms - está básicamente nuevo, como conservado en una cápsula del tiempo.

Este está a la venta en las instalaciones del especialista británico Jeremy Cottingham, y cuenta con un precio de 400.000 Libras (500.803 dólares o 464.314 euros).

Es una unidad de 1991 (bastidor número 21) y es uno de los solo 27 ejemplares que fueron fabricados con especificaciones de carretera, de un total de 53 XJR-15 fabricados. El resto sirvieron para crear una copa monomarca de circuitos.

Un auténtico coche de carreras.

Su diseño fue muy simple, tomaron como base el mismo bastidor monocasco de fibra de carbono del XJR-9 que competía en la categoría Grupo C del Mundial de Constructores, el antiguo World Sportscars Championship, y el motor V12 de 6.0 litros.

De 450 CV, contaba con transmisión manual de 5 velocidades y un bastidor heredado directamente del XJR-9 que prácticamente solo trataba de “suavizar” su radical comportamiento, ya que era todo un vehículo de carreras homologado para calle.

Su génesis es muy simple, tras las victorias de Jaguar y TWR con el XJR-9 en los años ochenta varios clientes instaron a Tom Walkinshaw para que desarrollara una versión de calle. Entre estos contábamos con personalidades como el piloto Derek Warwick o el propio Sultán de Brunei.

En detalle los faros escamoteables, una imagen poco vista.

El estilo de su carrocería está firmada por Peter Stevens, pero su aerodinámico diseño fue obra del gran Tony Southgate. Su desarrollo comenzó en 1988 y parte directamente del monocasco central de carbono del XJR-9 empleado en competición, ensanchándolo para poder acoger a dos ocupantes, lo que lo convierte en el primer modelo de calle fabricado por completo en fibra de carbono y kevlar (bastidor y carrocería), con permiso del Bugatti EB110, el primer modelo de producción en serie que empleó este material para su chasis.

Con un peso de solo 1.050 kilos, incluso los 450 CV de las variantes de calle más básicas ofrecían una relación peso potencia espectacular. Durante su producción, TWR lanzó una variante aún más radical, el XJR-15 LM. Este disponía del V12 de 7.4 litros presente en el XJR-9 que elevaba la potencia hasta unos 710 CV (hace ahora 25 años). De esta versión se cree que fueron fabricados unos 5 ejemplares, fácilmente distinguibles por su mayor alerón trasero y un discreto splitter delantero.

Si bien el XJR-15 ha pasado casi de puntillas por los libros de historia, uno de los proyectos posteriores derivados directamente de este es mucho más conocido, el Nissan R390 de Le Mans. Tras el proyecto Jaguar, Nissan contrató TWR para el proyecto R390, que empleaba el bastidor y habitáculo del XJR-15, con nuevo frontal y trasera, suspensión revisada y un motor de la marca japonesa.

Nissan R390, un deportivo japonés de alma británica.

El Nissan R390 no ganó en Le Mans 1998, una de las ediciones más concurridas de la historia con numerosos equipos oficiales, pero obtuvo la tercera plaza de la general, además de colocar los otros 3 R390 en quinta, sexta y décima posición finales.

Noticias relacionadas

Jaguar XJR-15: El deportivo más radical que ha llevado los emblemas de Jaguar
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto