Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Se fabrica un kart V8 al más puro estilo Mad Max con Chevrolet Corvette de 1984

9

Nada da sensaciones más crudas al volante que un kart. Esto es lo que debió pensar le propietario de este Corvette de 1984, cuando lo desmontó por completo para hacerse su propio kart V8. Todo un Ariel Atom casero a la americana.

El único elemento reconocible son las llantas.

Los proyectos privados muchas veces pueden resultar tan o más interesantes y llamativos que los creados por los departamentos de desarrollo de las propias marcas. Aunque en algunos casos parezcan nacidos más por la casualidad o la falta de alternativas, tal y como parece ser en esta ocasión.

El engendro que ilustran las imágenes no es otra cosa que todo un Chevrolet Corvette coupé de 1984, correspondiente a la cuarta generación del deportivo, con el que su propietario se ha fabricado algo que solo podemos definir como kart partiendo del bastidor desnudo del ‘Vette. Tras mirarlo detenidamente, no tenemos claro si emocionarnos o morirnos de la rabia, dado lo extravagante del resultado.

El resultado es un roadster completamente desnudo, al que el propietario ha añadido unas pocas barras de refuerzo en los laterales y en la zona del arco de seguridad, además de unos bacquets y nueva instrumentación, de aspecto y realización muy tosca, a juego con el resto del vehículo. Una especie de Ariel Atom casero a la americana.

El Corvette es uno de esos modelos fabricados a la antigua usanza, su bastidor y su carrocería son elementos separados, por lo que una vez desmontados todos los paneles del cuerpo, continuamos teniendo un vehículo funcional al completo. Por lo que la transformación que vemos en las imágenes no es tan compleja como pudiéramos pensar. Por poner un ejemplo, imaginad un modelo de Scalextric, cuya carrocería es un mero elemento decorativo que se puede eliminar. Pues básicamente así es el Corvette que tenemos en las imágenes, del que solo se reconocen las llantas, una de las señas de identidad del modelo 84.

Independientemente del valor estético, lo cierto es que debe resultar bastante emocionante poder circular con un kart biplaza completamente abierto impulsado por el V8 de 5.7 litros del Corvette rugiendo a menos de un metro de tu cara.

Por si el motor original no fuera lo suficientemente potente o escandaloso, el propietario además ha eliminado el sistema de inyección sustituyéndolo por la tradicional alimentación por carburadores, por lo que suponemos que además de más ruidoso, a buen seguro tendrá algo más de los 205 CV que disponía de serie el V8 L83 de General Motors.

La mecánica se encuentra completamente al desnudo. Desde la trasera es aun menos reconocible.

El motivo de que el propietario de este ´Vette haya decidido crear su propio vehículo de Mad Max en el garaje no está del todo claro, pero suponemos que puede haber sido el resultado de un accidenteanterior. Por lo que probablemente, una vez con la carrocería en mal estado, el propietario se decidió por crear su propio proyecto personal en lugar de repararlo.

Revisando los datos del vehículo, hemos encontrado que este sufría precisamente un accidente en agosto de 2006, en el Estado de Nueva York, por lo que esta probablemente sea la causa de este emocionante engendro.

Fotos: eBay

Fuente: eBay

Noticias relacionadas

Se fabrica un kart V8 al más puro estilo Mad Max con Chevrolet Corvette de 1984
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto