¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Kelvin Van der Linde: «No esperaba hacer un relevo tan bueno en Imola»

    Kelvin Van der Linde: «No esperaba hacer un relevo tan bueno en Imola»
    Kelvin Van der Linde colocó el Audi #31 al frente tras superar a cuatro coches en su stint.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Kelvin Van der Linde fue el gran artífice de la victoria del Audi #31 del Team WRT en las 3 Horas de Imola.

    El sudafricano cuajó una gran remontada durante su relevo y permitió que Mirko Bortolotti saliera líder de boxes.

    Kelvin Van der Linde fue uno de los grandes protagonistas de las 3 Horas de Imola. Tras subirse al Audi #31 en el segundo relevo de la carrera, el piloto sudafricano logró varias maniobras de mérito para adelantar a algunos de los pilotos más fuertes de la categoría. Van der Linde dejó el GT3 del Team WRT al frente de la clasificación, condición que no desaprovechó el italiano Mirko Bortolotti para llevar el Audi #31 hastas la victoria. Con cuatro adelantamientos de gran belleza, Van der Linde logró superar a Louis Deletraz (Porsche #12), Timur Boguslavskiy (Mercedes #88), Sergey Sirotkin (Ferrari #72) y Nicklas Nielsen (Ferrari #51).

    Al respecto de su gran trabajo sobre el GT3 del equipo belga, Kelvin Van der Linde aseguraba tras la carrera: «Realmente no esperaba hacer un relevo tan buen en Imola. Es una pista que no se presta a poder hacer grandes adelantamientos. Hablamos sobre ello en nuestra sesión informativa antes del fin de semana. El objetivo era recuperar uno o dos puestos para preservar los frenos y las ruedas de cara a la recta final de la carrera, pero me sentí lleno de confianza y pude ir adelantando uno a uno. Seguir a otros coches fue complicado por el aire sucio, pero logramos tener un buen coche para las condiciones de carrera y no clasificamos mal. Esa fue la clave».

    Van der Linde añadía: «Con los Ferrari sólo pretendía enfriar mis frenos en el lado derecho, pero luego vi un hueco en la curva 1 y funcionó. He compartido podios con Mirko con bastante frecuencia en el pasado, pero no en el mismo coche. Esta fue la primera vez que competía con Matthieu y me sorprendió mucho por su adaptación. Confiamos un poco en Mirko por su conocimiento de la pista para configurar el coche y nos ha ido muy bien. Los tres pilotos logramos estar a un nivel muy similar con sus datos y esa fue la clave para ganar la carrera. El objetivo ahora es mantener esta energía».

    Fotos: GT World Challenge Europe