¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La proliferación de proyectos de conducción autónoma saturan el mercado de sensores Lidar

    Los sensores Lidar comienzan a ser dispositivos muy demandados, a pesar de no haber llegado aún a los modelos de producción. La creación de numerosos proyectos que desarrollan sistemas de conducción autónoma han disparado la demanda de estos complejos dispositivos, elevando los plazos de entrega hasta el medio año.

    Mapeado de un Lidar.

    El desarrollo de las tecnologías de conducción autónoma comienza a ser un fenómeno global, son pocos los fabricantes o empresas relacionadas que no tienen ya un proyecto en marcha a este respecto, lo que ha supuesto en los últimos tiempos una sobredemanda de determinados dispositivos, como los sensores Lidar.

    En apenas un año, el plazo de entrega de estos dispositivos ha pasado de solo unas semanas a 6 meses. Tal ha sido la avalancha de pedidos que está viviendo la principal compañía fabricante de este dispositivo, Velodyne.

    Esta empresa está situada en Morgan Hill, California, y en solo unos meses ha tenido que decirle a sus clientes que no puede entregar sus pedidos hasta dentro de medio año en algunos casos. Lo que ha provocado no pocos retrasos e inconvenientes, como es el caso de proyectos como el de la Universidad de Waterloo, Ontario, que han tenido que suspender su programa de automovilismo tras la rotura de su dispositivo Lidar, ya que Velodyne tardará meses en reponerlo.

    Sensor Lidar del FF91.

    El sensor Lidar hace de ojos para el sistema de conducción autónoma y opera en combinación con el radar y las cámaras, y en los últimos tiempos se ha convertido en la tecnología dominante en este incipiente mercado. La falta de suministro puede ser todo un inconveniente para no pocas iniciativas que tratan de desarrollar esta tecnología.

    Por el momento, la compañía Velodyne está ampliando su producción. Algo que lleva haciendo ya varios meses ya que la demanda ha ido aumentado drásticamente de manera muy rápida, a un ritmo de un 300 por ciento cada año. En 2016 se entregaron unos pocos miles de estos dispositivos, y se espera que solo en 2017 la cifra supere las 10.000 unidades.

    Para poder satisfacer la demanda, Velodyne abrió recientemente una nueva factoría en California, pero esta no estará operativa hasta este mes de abril. Estas nuevas instalaciones servirán para producir los nuevos productos de alta tecnología de la compañía, como los sensores Lidar.

    Fuente: Automotive News