¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lorinser rescata del olvido el clásico Mercedes Clase G Cabrio

    Lorinser rescata del olvido el clásico Mercedes Clase G Cabrio
    4
    Lorinser Mercedes Clase G CabrioLorinser
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Hace nada menos que 8 años que el Mercedes Clase G Cabrio abandonó el mercado. La firma de la estrella se quitó de en medio al único todoterreno descapotable que ha cosechado éxitos. Un hecho que ha cambiado ahora de la mano de Lorinser que ha recuperado el mítico modelo.

    Septiembre de 2013, aprovechando el Salón de Frankfurt, entre las novedades de la marca de la estrella destaca una especialmente, la del «Mercedes G 500 Cabrio Final Edition 200». Una edición especial de solo 200 unidades que ponía fin a la era comercial de la variante descapotable del Mercedes Clase G.

    La firma alemana se cargaba uno de los todo-terrenos del mercado con más éxito a sus espaldas. El desarrollo de una nueva generación era más que inviable por los elevados costes, pues los refuerzos necesarios en la carrocería lastraban enormemente su concepción. Los modelos que han apostado posteriormente por este formato, ni de lejos, le llegaron a hacer sombra. Hoy, Lorinser ha presentado una de sus últimos proyectos, aprovechando el extinto Clase G Cabrio.

    Foto Lorinser Mercedes Clase G Cabrio - exterior
    El Lorinser Mercedes Clase G Cabrio es una reproducción del modelo cesado en 2013

    Lorinser Mercedes Clase G Cabrio, una inédita creación

    Bañado en una pintura negro brillante, se trata de una restauración especial que se ofrece para los propietarios del modelo adoptando una imagen más moderna. Un trabajo en el que los alemanes de esta firma son auténticos especialistas. De frente, el Clase G Cabrio presenta una imagen más deportiva gracias a una nueva parrilla repleta de finas barras verticales negras, con el sello del preparador en el centro.

    Los paragolpes delantero y trasero también son de nueva factura, pintados en el mismo color del cuerpo y solamente interrumpido por el acabado en cromo satinado de los pasos de ruedas. Hasta las llantas de aleación de 22 pulgadas se han pintado del elegante y sofisticado negro, aunque también se ofrecen otras terminaciones a gusto del cliente; por ejemplo, en plata cromada.

    El interior está revestido en cuero del mismo color que el exterior, y solamente la lona del techo pone la nota discordante de contraste: en un elegante tono de marrón claro. Lorinser solo ha prestado atención al exterior e interior del Mercedes Clase G Cabrio, conservando intacto el motor de gasolina V8 de 5.5 litros que rinde la nada despreciable cifra de 388 CV.

    Foto Lorinser Mercedes Clase G Cabrio - exterior
    Los detalles de Lorinser se reparten muy discretamente por el exterior e interior
    Lorinser rescata del olvido el clásico Mercedes Clase G Cabrio