¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Madrid vs Alcorcón: ¿quién tiene razón?

La posible entrada en vigor de restricciones a la circulación, cuando el cielo de Madrid esté más contaminado, ha puesto en pie de guerra al ayuntamiento de Alcorcón (Madrid). El consistorio luchará en los tribunales contra el protocolo anticontaminación de la capital.

David Pérez, alcalde de Alcorcón, posando con Madrid de fondo - Fuente: Twitter

Alcorcón era, hace 60 años, un pueblecito a las afueras de Madrid, con solo 759 habitantes en 1950. Hoy día lo habitan casi 170.000 almas, muchas de las cuales trabajan en Madrid capital, como en tantas ciudades dormitorio de la periferia capitalina.

En el caso de que Madrid active el protocolo de alta contaminación, se van a producir restricciones circulatorias que, evidentemente, pueden afectar a los ciudadanos de Alcorcón, aunque eso se puede trasladar a cualquier población en un radio de 50 kilómetros de la capital o más allá.

Esto no gustó nada en Alcorcón, donde gobierna el alcalde del PP David Pérez, en las antípodas políticas de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid por la coalición Ahora Madrid. El protocolo anticontaminación actual es una evolución del que estableció la anterior alcaldesa, Ana Botella (PP), pero no llegó a aplicarse.

El Ayuntamiento de Madrid presentó el nuevo protocolo a finales de enero, y entró en vigor el 1 de febrero

El 1 de febrero supimos de las intenciones de David Pérez de demandar a la alcaldesa si se restringía la circulación de vehículos dentro de la almendra de la M-30, que corresponde en su totalidad al término municipal de Madrid. No se podrá decir que no avisó.

El pasado miércoles 30 de marzo, hace dos semanas, se aprobó en la Junta de Gobierno Local de Alcorcón el inicio de acciones legales contra el protocolo anticontaminación, por entender que se violan derechos constitucionales como el de la libertad de movimientos. Europa Press cita un extracto del acta de la Junta:

"Que se realicen las acciones legales procedentes en defensa de los intereses generales y legítimos, así como los derechos presuntamente vulnerados y referidos personándose para ellos ante las instancias judiciales que sean necesarias."

La reacción de Manuela Carmena no se ha hecho esperar, pero ha sido en un tono conciliador:

Ya que hablamos de la Constitución, ¿qué dice al respecto de la salud? Vamos un extracto del Título I (De los derechos y deberes fundamentales), Capítulo III (De los principales rectores de la política social y económica), en el Artículo 43:

1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.
3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.

Por lo que podemos ver, los ciudadanos de Madrid estarían amparados por otro derecho constitucional fundamental, el derecho a la salud. El protocolo anticontaminación no está para amargar la vida a nadie, es una medida de emergencia para reducir las consecuencias que tiene una elevada polución.

Tráfico en Madrid - Fotografía: José Antonio Morcillo Valenciano (Flickr) CC BY

¿Y qué dice la Constitución sobre la libertad de movimientos? El Artículo 19 dice así:

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional.

Concretando más, nos vamos al Título VIII (De la Organización Territorial del Estado), Artículo 139:

1. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado.
2. Ninguna autoridad podrá adoptar medidas que directa o indirectamente obstaculicen la libertad de circulación y establecimiento de las personas y la libre circulación de bienes en todo el territorio español.

Como podemos ver, no es una cuestión baladí, los jueces tendrán que decir, básicamente, si el derecho a la salud de los madrileños de la capital está por debajo o por encima de la movilidad de los habitantes de Alcorcón. De todas formas, seguiría siendo posible desplazarse a Madrid por el transporte público, aunque con una mayor masificación por razones evidentes.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, es jueza, debemos entender que algo sabe de leyes. De todas formas, es curioso que David Pérez no hablase de tribunales cuando Ana Botella, de su misma formación política, estableciese las primeras directrices para reducir la contaminación en Madrid, y había restricciones circulatorias también. David Pérez era alcalde de Alcorcón también en 2014.

Pero más curiosa es la medida propuesta por Esperanza Aguirre, que no necesita presentación, que afirma que los autobuses diésel de la EMT son los mayores causantes de contaminación de Madrid. En fin, sobran los comentarios. La Justicia decidirá, pero creo que fallará a favor de Manuela Carmena, por aquello de "la salud es lo primero".

Noticias relacionadas

  • Comentario de Pablo
    17/04/2016 (18:07)

    Pablo

    "Lo de Espe ya es para flipar... ¿está perdiendo la memoria con la edad? Y lo del pepero tiene mal arreglo. Es como si yo pusiera una denuncia porque no me dejan ir en coche por una calle peatonal y alego que coartan mi libertad de movimientos. Si ese señor se aleja un poco de Madrid y ve la boina que se forma, igual piensa de otra manera."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto