¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Coches RarunosMazda Suitcase Car, tu coche en la maleta

21

Fruto de una competición entre ingenieros de la marca japonesa, en 1991 nació el Mazda Suitcase Car. Este sorprendente invento consistía en una aparentemente simple maleta que podía transformarse en un automóvil funcional en tan sólo unos segundos. Todo un coche en miniatura.

A principios de los años 90 Mazda celebró una competición entre sus ingenieros, una especie de concurso que tuvo el nombre de Fantasyard. Se trataba de mostrar las ideas más ingeniosas y creativas relacionadas con el transporte personal. El vencedor del certamen de 1991 fue Yoshimi Kanemoto, que presentó una maleta. Era el Mazda Suitcase Car.

Como suele pasar en muchas ocasiones, la visión del invento llegó en un momento inesperado. Kanemoto estaba esperando impacientemente a un taxi en el aeropuerto y pensó que sería fantástico poder bajar del avión, sacar un coche de tu equipaje e irte a casa tranquilamente y sin esperas. Evitando la autopista, supongo.

En Hiroshima, un equipo de siete ingenieros de la marca nipona se puso manos a la obra. Compraron la maleta Samsonite más grande que encontraron y trabajaron en el proyecto durante seis meses para tener su creativa idea lista para el concurso, que ganaron sin discusión.

El prototipo fue presentado ante el gran público en el Salón del Automóvil de Frankfurt en 1991. Para el Salón de Nueva York de 1992 el extravagante concept japonés digno de aparecer en Coches Rarunos, se expuso vestido con los colores rojo, azul y blanco en honor a la bandera estadounidense.

Al margen de su practicidad, este coche en miniatura es una genialidad en sí mismo. La maleta de Mazda tiene tres ruedas, un motor, faros delanteros, pilotos traseros y luces de freno, intermitentes y hasta un claxon. Lo mínimo indispensable para circular con algo de seguridad, para ver y que te vean.

El montaje lleva menos de un minuto. La apertura de la maleta es tan sencilla como desplazar dos tiradores de aluminio, similares a los de un maletín estándar. Una vez abierta basta con colocar las dos ruedas traseras, montar las luces, levantar el manillar, fijar el asiento y poner en marcha el motor. Listo.

Cuando está plegado y cerrado sólo llama la atención la tapa circular que luce en un lateral, que se retira para dejar un hueco para la rueda delantera. Es lo único que la diferencia de una maleta normal y corriente. Eso y un pequeño orificio junto al logo de Mazda: es la salida del tubo de escape.

El chasis es de acero lo que hace que el artilugio tenga un peso de 31,7 kg, mucho para una maleta pero muy poco para un automóvil. El motor de 34 cc y dos tiempos se arranca tirando de una cuerda como si fuera una motosierra. El propulsor de 1,7 CV envía su fuerza al eje trasero -en el que actúa un diferencial- a través de una cadena y su escueto depósito de combustible aseguraba un par de horas de autonomía.

Con sus tres pequeñas ruedas y su carrocería diminuta, conducir el Mazda Suitcase Car es parecido a llevar un kart. Por supuesto las prestaciones de este microcoche japonés no son las mismas, aunque es capaz de alcanzar los 43 km/h de velocidad máxima y seguro que su conducción también es divertida.

El concepto nunca se llevó a producción. El prototipo original quedó destruido en un accidente a los pocos meses de su creación. Afortunadamente en 1994 se reconstruyó por parte de la compañía californiana Road/Race Engineering. El nuevo Suitcase Car mantuvo todas las características del original y aún se conserva.

A continuación puedes ver la aparición del Mazda Suitcase Car reconstruido en uno de los programas televisivos más populares de Estados Unidos de todos los tiempos: El Show de Oprah Winfrey. Emitido a principios de 1994, en el video es posible ver cómo se mueve y cómo suena este peculiar coche-maleta:

El Mazda Suitcase Car también estuvo en otros muchos espacios televisivos, especialmente en Estados Unidos. No te pierdas el programa automovilístico Ohana Road de Hawaii, donde podrás ver cómo se realiza el montaje de este extravagante aparato:

Noticias relacionadas

Mazda Suitcase Car, tu coche en la maleta
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto