¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    McLaren 650S Sprint, para los que buscan unir la carretera y la competición

    8

    El fabricante deportivo acaba de desvelar su última creación que une el mundo real con el mundo de la competición, es el McLaren 650S Sprint. Su presentación tendrá lugar en el próximo Concurso de Elegancia de Pebble Beach. El McLaren 650S Sprint estará acompañado de otros cuatro estrenos mundiales de la marca.

    McLaren acaba de añadir un nuevo modelo a su interminable e histórica lista de GT. En esta ocasión el McLaren 650S Sprint está basado en la última criatura de la marca destinada a las calles, el 650S. Su presentación oficial será en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, donde acudirá con otros cuatro estrenos mundiales, incluyendo el McLaren P1 GTR.

    En el pasado Festival de Goodwood 2014 pudimos ver al último modelo de competición de la marca inglesa, el 650S GT3. Aunque uno sea un modelo estrictamente de competición y el otro sea un GT apto para las carreteras, ambos comparten ciertos elementos, como la célula de combustible de competición, capó con rejillas de ventilación y una aerodinámica más trabajada.

    Además McLaren ha preparado al 650S Sprint con una combinación de colores completamente opuesta al GT3, donde el blanco toma el predominio sobre el naranja, totalmente contrario al modelo de competición, donde el color predominante es el naranja.

    Al tratarse de un modelo apto para la carretera y para los circuitos más exigentes, el Sprint ha visto como ciertos elementos mecánicos se han modificado y mejorado. Uno de esos elementos son el sistema de frenos Steer, la aerodinámica activa y chasis de carbono con una ligera puesta a punto.

    La aerodinámica ha sido trabajada para conducir mejor el flujo de aire, parte de ese flujo ha de ser desviado hacia el motor V8 twin turbo de 3,8 litros que es capaz de generar 641 CV y 678 Nm de par. Tanto el motor como la transmisión han sido recalibrados para mejorar aún más la experiencia de conducción, exigiendo un mayor compromiso por parte del piloto.

    El McLaren 650S Sprint también viene con una suspensión nueva, más baja, dura y adaptativa. Se asienta sobre cuatro llantas de competición de 19 pulgadas que montan neumáticos slick o de lluvia en caso de que las condiciones climatológicas no acompañen.

    La velocidad y el rendimiento van estrechamente unidos a la ligereza, aspecto que ha tomado especial importancia en el 650S Sprint. Con la vista puesta en un mejor manejo y en unas mejores prestaciones, el coche ha sido sometido a una estricta dieta de adelgazamiento, sin por ello comprometer la seguridad de los integrantes a bordo.

    Donde más se nota esa pérdida de peso es en el interior, aprobado por la FIA. McLaren afirma que ha mantenido el mismo rigor de confort que en el resto de sus coches de calle. Cuesta creerlo cuando vemos que los paneles de piel y el suave cuero han sido sustituidos por la fibra de carbono vista y los cinturones de seguridad con seis puntos de anclaje. Eso sí el aire acondicionado sigue estando presente, por si el calor aprieta.

    El McLaren 650S Sprint estará disponible en los concesionarios y distribuidores oficiales dentro de poco tiempo. Eso sí, si pretendes a acudir a por uno de ellos primero debes preparar 198.000 libras, o lo que es lo mismo, 248.350 euros. Nadie dijo que la exclusividad y la calidad fueran baratas.

    McLaren 650S Sprint, para los que buscan unir la carretera y la competición