¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las 5 medidas de la DGT que «perdonan los errores» en carretera

    La DGT busca mejorar la seguridad en las carreteras.

    La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado un extracto del informe de 31 soluciones de bajo coste destinadas a reducir la siniestralidad en las carreteras. Te contamos las cinco más efectivas.

    Cruces inteligentes que detectan y avisan de la proximidad de un vehículo en puntos peligrosos, guías sonoras tanto en la mediana como en los márgenes, pavimentos pigmentados, separación de sentidos de circulación y protección de los pasos salvacunetas.

    Recientemente os hablábamos de la medida que la DGT ha puesto en marcha para minimizar las consecuencias de los ángulos muertos, pero en esta ocasión os vamos a hablar de las cinco medidas enfocadas a minimizar daños o evitar los siniestros que se producen en vías convencionales en las intersecciones, en adelantamientos o al salirse de la vía, y que mejor funcionan según la DGT.

    El organismo que se encarga de velar por nuestra seguridad en las carreteras ha elaborado un informe en el que se destacan 31 medidas de bajo coste agrupadas en cuatro grandes grupos: elementos visuales y acústicos, medidas para la separación y delimitación de flujos de tráfico, medidas de ordenación y calmado del tráfico y, finalmente, elementos de protección y advertencia.

    «Se busca un sistema capaz de actuar en caso de error humano, el cual es inevitable»

    «En este enfoque, el usuario es el principal criterio del diseño viario y, por tanto, se busca un sistema capaz de actuar en caso de error humano, el cual es inevitable, pero sí evitando que sus consecuencias sean graves», explica Pedro Tomás Martínez, jefe de Área de Movilidad de la DGT y director del proyecto.

    Por lo tanto, el diseño deja de enfocarse de manera tradicional, es decir, analizando el histórico de accidentes en un tramo concreto, y pasa a tener en cuenta su capacidad para proteger a los usuarios, es decir, su seguridad intrínseca.

    «Es lo que se conoce como carreteras que perdonan errores humanos, vías que se diseñan y se explotan con las máximas garantías para evitar accidentes y, si estos se producen, minimizar sus consecuencias», afirma la DGT. «Son carreteras a prueba de conductores falibles», concluye Pedro Tomás.

    Las 5 medidas más efectivas

    Este tipo de señal alerta a los conductores de la vía principal de la presencia de otros vehículos

    1. Cruce inteligente

    Qué es: es un sistema de señalización para intersecciones o cruces peligrosos de carreteras convencionales. A través de sensores, la señalización se activa únicamente para advertir a los conductores de la vía principal de la proximidad de otro vehículo que se dispone a efectuar la maniobra de cruce.

    Propósito: es una solución contrastada para evitar colisiones fronto-laterales en cruces peligrosos.

    Factor de reducción: según referencias de la Federal Highway Administration de Estados Unidos (FHWA), su implantación reduce el número de heridos y fallecidos en torno a un 40-55%.

    2. Pavimento pintado

    El color llamativo obliga al conductor a prestar más atención.

    Qué es: es un pavimento pigmentado de un color distinto del habitual, generalmente en tonos rojizos, uniforme y llamativo para los usuarios, tanto de día como de noche.

    Propósito: incrementar la atención del conductor sobre un tramo de vía que es especialmente peligroso, como puede ser una curva muy cerrada, un cruce peligroso, etc. Se puede aplicar también en la aproximación a travesías, pasos de peatones o ciclistas, en puntos de baja velocidad o combinado con tratamientos de alta fricción.

    Factor de reducción: reduce la siniestralidad, según diferentes estudios, en un 35%.

    3. Separación de sentidos

    La calzada parece más estrecha y el conductor tiende a reducir la velocidad.

    Qué es: consiste en reforzar la separación entre sentidos opuestos incrementando el ancho de la mediana, instalando una barrera física o una zona central enmarcada por dos líneas longitudinales. La zona inscrita entre estas dos líneas puede destacarse con pintura de un color diferente, con un cebreado o con texturas diferenciadoras.

    Propósito: aumentar la distancia lateral entre vehículos que circulan en sentido contrario para evitar colisiones frontales o fronto-laterales. Se puede utilizar también para inducir en el conductor la percepción de que la vía es más estrecha y hacer que circule a menor velocidad y evite adelantar.

    Factor de reducción: reduce la siniestralidad entre un 38 y un 40%.

    4. Dispositivo salvacunetas

    En caso de salida de la vía, reconduce la trayectoria del vehículo.

    Qué es: un sistema que previene las graves consecuencias que tiene el impacto de un vehículo contra los «pasos salvacunetas» en caso de salidas de vía. Estos pasos son desniveles, tubos o pequeñas estructuras que dan continuidad al drenaje longitudinal de la vía y suelen construirse en intersecciones con caminos o carreteras locales.

    Propósito: mejorar la calidad de los márgenes de la vía reduciendo la gravedad de los accidentes. El sistema protector es capaz de reconducir la trayectoria del vehículo que se ha salido de la vía para evitar un choque directo contra objetos situados detrás del paso.

    Factor de reducción: reduce la mortalidad o las heridas graves en un 70%.

    5. Guía sonora

    En caso de despiste o somnolencia, la guía alerta al conductor.

    Qué es: son pequeñas hendiduras o resaltes en el firme que al ser pisadas por el neumático del vehículo producen vibración o sonido. Se pueden colocar para separar sentidos de circulación o en el borde de la calzada.

    Propósito: alertar a los conductores que sufran una distracción o somnolencia de que se están desviando involuntariamente de su trayectoria para evitar una salida de vía o una invasión del sentido contrario. Sirven también para reforzar el cumplimiento de una línea continua o indicar a los conductores que se circula por un tramo peligroso. También para evitar invasiones del arcén y de protección para usuarios vulnerables que puedan circular por él.

    Factor de reducción: tanto las guías sonoras de borde, como las de separación de sentidos, tienen un factor de reducción de la siniestralidad de un 21%.

    Las medidas más curiosas

    Otras medidas implementadas por la DGT en las carreteras merecen también ser nombradas, ya que destacan por su innovación.

    Por ejemplo los sistemas de advertencia y canalización de animales en la calzada, que pueden incluir señales de advertencia variable o estática, barreras físicas, barreras de olor y sistemas de detección de presencia, todo ello con el propósito de guiar a los animales hacia una zona especialmente señalizada para advertir a los conductores.

    También los arcenes asimétricos, que han sido diseñados para proteger a los ciclistas y consisten en distribuir el ancho de los arcenes de manera asimétrica entre sentidos de circulación para favorecer la circulación segura de ciclistas. De este modo, la vía cuenta con con un ancho de arcén en un sentido y otro en el inverso, algo que se puede ver principalmente en ascensos de puertos de montaña o pendientes prolongadas.

    Finalmente, cabe destacar una medida reciente de la que aún no se conocen datos de efectividad y que consta de un pulsador y una señal vertical luminosa, la cual se activa manual o automáticamente.

    Este dispositivo está pensado para instalarse en tramos de vía con alta presencia de ciclistas o peatones. Por ejemplo, en curvas cerradas sin visibilidad o cambios de rasante, en vías interurbanas que carezcan de arcén o de ancho inferior a 1 metro o en caso de que exista, pero sea intransitable por ciclistas o peatones.

    La señal se ubica a unos 200 metros de distancia respecto al elemento de trazado que se quiere proteger, con el propósito de que los conductores sean advertidos con antelación suficiente de la presencia de usuarios vulnerables, pudiendo así moderar la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.

    Fuente: DGT / Fotos: DGT