Nuevas medidas de la DGT para proteger a los ciclistas

Los acontecimientos de las últimas semanas han puesto en guardia a la DGT. En poco tiempo se han anunciado medidas para aumentar la protección sobre el colectivo ciclista después de haberse registrado varios accidentes. Las medidas son fundamentalmente de tipo preventivo.


Fotografía: Lucía Rivas / Revista DGT

La Dirección General de Tráfico está tomando cartas en el asunto. Los accidentes en los que se ven implicados ciclistas han sido protagonistas en los medios al acumularse varios casos en muy poco tiempo. Está teniendo más visibilidad un problema que no tiene nada de novedoso.

La convivencia entre ciclistas y conductores de vehículos a motor no es fácil dada la gran diferencia en velocidad y vulnerabilidad de unos y otros. Salvo que hablemos de bicicletas de pedaleo asistido, son vehículos que están limitados a la fuerza muscular de su conductor, y en cualquier caso no tienen carrocería. Siempre estarán en desventaja, y los errores se pagan más caros.

Los gestores de tráfico han anunciado varias medidas para que los ciclistas estén más protegidos, además de las ya existentes. Habrá más vigilancia en las carreteras donde su paso sea más previsible, también habrá más controles de alcoholemia y drogas en las mañanas de los fines de semana. La finalidad es preventiva, no recaudatoria.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, habló de hacer 100.000 controles de alcoholemia más, y otros 30.000 controles de drogas. Lamentablemente los ciclistas coinciden en horarios con conductores que han tenido una noche demasiado intensa. Esta medida tendrá efectos secundarios positivos para la seguridad de todos.

Los helicópteros apoyarán la labor de la Guardia Civil

También se dará más visibilidad a los ciclistas con nuevas tecnologías, como la aplicación móbil Comobity, que alerta a los conductores de la presencia de un ciclista en su camino con mayor anticipación. Por otro lado, sus rutas habituales -en su mayoría carreteras secundarias- estarán mejor señalizadas.

Ya existen 56 rutas señalizadas como seguras para ciclistas. En ellas hay una limitación temporal de velocidad, días y horarios concretos, para reducir la posibilidad de accidentes. Se van a señalizar 49 rutas más. Puede parecer una medida de poca eficacia, pero es mejor que nada. No siempre hablamos de conductores locales, un aviso para los forasteros puede ser útil en cualquier caso.

Estas son las señales que advertirán de rutas ciclistas, con limitación de velocidad específica

La mayoría de los accidentes en los que hay implicados ciclistas son en zona urbana, el 72% de acuerdo a la última estadística oficial, pero sin duda los más graves ocurren en carreteras secundarias. Recordemos que los ciclistas no pueden circular por autopistas ni autovías. De 58 fallecidos, 48 se produjeron en carreteras secundarias.

Existen grandes diferencias en uno u otro tipo de vía. En zona urbana se reduce la diferencia de velocidad entre vehículos y en muchas ocasiones pueden ir a un ritmo similar. En algunos países se permite dejar solo un metro de separación lateral a 60 km/h, pero en España son siempre 1,5 metros sin mirar la velocidad.

Cuando un conductor de vehículo no respeta esta distancia, no solo puede colisionar con el ciclista a nada que tuerza su trayectoria, también puede desestabilizarle. Es un efecto similar al de esperar en un andén justo en la línea y que pase un tren sin efectuar parada: es muy desagradable si encima ocurre en movimiento.

Un vídeo con consejos para ciclistas para mejorar su propia seguridad

Estas medidas se unen a las habituales campañas de concienciación. En abril se lanzó la campaña "Almas ciclistas", donde se ponía nombre a algunas víctimas de accidentes reales. Otra campaña basada en testimonios comenzará a circular antes de que empiece el verano, fundamentalmente en radio y televisión.

Por otro lado, los datos de accidentalidad se están revisando para poder elaborar patrones que permitan una mayor efectividad de la vigilancia. No se puede poner a una pareja de la Guardia Civil en cada esquina, pero se puede ubicar en lugares más dados a que pase algo, y en la medida de lo posible evitar males mayores.

Independientemente de que los ciclistas hagan recorridos habituales, paseen o hagan deporte, estamos condenados a convivir. Basta con que cada parte cumpla con las normas, se aplique el sentido común y haya un respeto mutuo. Lo demás va por simple inercia.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto