¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes-AMG abre la puerta al desarrollo de un modo Drift de conducción autónoma

    Mercedes-AMG abre la puerta al desarrollo de un modo Drift de conducción autónoma
    Mercedes-AMG considera implementar un modo de conducción Drift completamente autónomo
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández4 min. lectura

    La división deportiva de Mercedes asegura tener la capacidad técnica de desarrollar un modo Drift autónomo para sus coches de alto rendimiento. Un sistema especialmente orientado a vehículos con un sistema de propulsión totalmente eléctrico. El desarrollo del nuevo Mercedes EQG es clave para materializar esta idea.

    La conducción autónoma es, junto con la conectividad y la electrificación, el pilar sobre el que se sustentará la industria del automóvil durante los años venideros. Las marcas de coches trabajan a pleno rendimiento en el desarrollo de nuevas tecnologías que haga viable circular en un automóvil sin la necesidad de un conductor. Pero, ¿tiene sentido la era del coche autónomo para las firmas deportivas? Mercedes-AMG no es ajena a las posibilidades que ofrece la conducción autónoma.

    El fabricante alemán, uno de los colosos de la industria automotriz en Europa, asegura estar en disposición de materializar coches de alto rendimiento con un modo de conducción Drift de lo más peculiar. Mercedes ha confirmado estar en disposición de equipar a los modelos AMG con un modo Drift de conducción autónoma. Un sistema que permitirá hacer drifting sin manos.

    Mercedes-AMG A 45 S 4MATIC+
    Mercedes-AMG A 45 S 4MATIC+, uno de los modelos AMG con modo Drift

    Mercedes-AMG considera un modo Drift de conducción autónoma

    Joerg Bartels, Jefe de Desarrollo Global de Vehículos de Mercedes-Benz, ha realizado unas interesantes declaraciones a un medio especializado en las que afirma la posibilidad de hacer realidad dicha tecnología. Además de señalar que es técnicamente posible, ha dejado abierta la puerta a su implementación en futuros modelos firmados por Mercedes-AMG.

    «¿Un modo Drift automático? Sí». Bartels también aseguró que los coches eléctricos con dos o cuatro motores son la plataforma perfecta para un sistema de conducción autónoma de esta índole: «Sí, seguro. Podríamos hacer esto porque siempre sabemos en qué situación se encuentra el automóvil. Tenemos sensores para todo, así que lo sabemos».

    El alto cargo de Mercedes no ha querido afirmar con rotundidad la implementación de esta tecnología en la gama AMG. Pero sí subraya que se necesita de mucho espacio y la necesidad de dirección por cable: «Se necesita mucho espacio para algo como esto y lo único es que, además de la vectorización de par, necesitaría conducción por cable porque es posible que deba quitarle la dirección al conductor. Tal vez está llegando».

    El vehículo eléctrico abre la puerta a la automatización total

    Los modos de conducción Drift no son algo nuevo en la industria del automóvil. Es una tecnología que no solo está presente en modelos de marcas de lujo. El Ford Focus RS introducido en el año 2015 contaba, entre sus características principales, con un modo Drift. El último modelo desarrollado por Mercedes-AMG con modo Drift es el recientemente presentado Mercedes-AMG C 63 S E Performance, un híbrido enchufable de altas prestaciones.

    Fuente: CarSales