¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nuevos Mercedes-AMG SL 63 y Mercedes-AMG SL 65

Con los nuevos Mercedes-Benz SL 2016 recién presentados, llegan también las joyas de la corona firmadas por AMG. Los Mercedes-AMG SL 63 y SL 65 culminan la gama, con motores Biturbo en disposición V8 o V12, y 585 CV o 630 CV, respectivamente.

El Mercedes-Benz SL 2016 presenta su nueva gama al completo en el Salón de Los Ángeles 2015. Los modelos firmados por AMG también estarán presentes desde el inicio de su comercialización, manteniendo las dos versiones ya conocidas que se diferencian principalmente en el motor, ambos con sobrealimentación biturbo: V8 o V12, tú eliges.

No hay grandes novedades mecánicas: comenzando por el Mercedes-AMG SL 63 2016, en él continúa presente el V8 Biturbo de 5.5 litros, desarrollando ahora 585 CV y un par máximo de 900 Nm. En el Mercedes-AMG SL 65 2016 todavía nos encontramos con más caché, gracias al doce cilindros en V de 6.0 litros, en este caso con 630 CV y un brutal par máximo de 1.000 Nm.

En su diseño exterior, los Mercedes SL AMG 2016 incorporan cambios muy similares al resto de la gama, destacando ese nuevo frontal más refinado y deportivo. En su parte trasera nos encontramos un nuevo difusor aerodinámico, mientras que en sus laterales los faldones inferiores son plateados en el SL 63 y cromados en el SL 65.

En sus llantas de aleación hay más diferencias entre ambos. Cada versión lleva su propio calzado: el SL 63 AMG incorpora llantas de 19 pulgadas y diez radios, en acabado titanio, con neumáticos 255/35 R19 (eje delantero) y 285/35 R19 (eje trasero). En el caso del SL 65 AMG, este incorpora diferentes llantas y en su eje trasero son de de 20 pulgadas, con neumáticos 285/30 R20.

No podía faltar un interior especialmente personalizado por AMG, con volante Performance achatado en su parte inferior, asientos deportivos, molduras de fibra de carbono, reloj analógico IWC e instrumentación específica. El velocímetro alcanza los 320 km/h en el SL 63 AMG y los 360 km/h en el SL 65 AMG, aunque la velocidad máxima es inferior: con el pack opcional Driver AMG se aumenta la limitación electrónica hasta los 300 km/h.

Ambos modelos incorporan de serie cambio automático SPEEDSHIFT MCT (SL 63) y SPEEDSHIFT Plus 7G-TRONIC (SL 65), con siete velocidades y posibilidad de funcionamiento manual a través de las levas en volante, ahora de aluminio. El funcionamiento de este cambio ha sido optimizado en su electrónica y es ahora más rápido, especialmente en modo 'Sport Plus'.

Los componentes multibrazo de la suspensión de los SL AMG están fabricados en su mayor parte en aluminio, y esta tiene un reglaje específico más deportivo y control activo de serie. Mediante el sistema AMG Driving Select se incluyen cinco modos diferentes de conducción (Confort, Sport, Sport Plus, Individual y Race), que actúan sobre la respuesta de motor y cambio. Y para asegurar la máxima tracción, ambos modelos disponen de serie de un diferencial autoblocante mecánico en el eje trasero.

Fuente: Mercedes-Benz

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto