¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mercedes-Benz llamará a revisión millones de coches por la tecnología eCall (llamada de emergencia)

    Módulo HermesFCC

    De los más de 50 millones de vehículos que ha producido Mercedes-Benz, más de un millón van a precisar una actualización a cuenta del sistema e-call o llamada de emergencia. La posición de los vehículos no se informa correctamente, lo cual es problemático.

    Actualmente, el sistema eCall o llamada de emergencia puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, pues los primeros minutos son claves a la hora de recibir asistencia médica. En teoría, este sistema puede indicar a los servicios de emergencia dónde está el vehículo accidentado, aunque los pasajeros no estén conscientes.

    En la práctica, a veces eso puede no ocurrir. Mercedes-Benz lleva meses investigando por qué el módulo Hermes de localización puede fallar e indicar una posición incorrecta del vehículo. Es lo que sucedió en octubre de 2019, cuando comenzó una investigación al haber informado un coche de una posición incorrecta para ser socorrido.

    Mercedes-Benz introdujo el sistema eCall a partir de 2013

    El sistema eCall normalmente avisa directamente a un centro de controladores dependiente del fabricante, y de ahí se pasa el aviso al 112 (caso de Europa) o quien corresponda. Una sola llamada motivó esta investigación. Los técnicos se tiraron un tiempo determinando el origen del problema.

    El fabricante hizo pruebas hasta comprobar que había más casos, y el módulo Hermes da la posición incorrecta en una situación bastante concreta. Ocurre cuando se interrumpe la alimentación eléctrica del módulo Hermes cuando se ha producido un accidente.

    Solo en 2018, cuando se hizo obligatorio en la UE, ya había 3,5 millones de Mercedes-Benz con sistema eCall

    Cuando eso sucede, el sistema suministrado por Harman Becker Automotive Systems GmbH se reinicia, por lo que informa de la posición del vehículo cuando arrancó, no dónde ha sufrido el accidente. A la altura de enero de este año los técnicos ya habían atado todos los cabos sueltos.

    La solución del problema viene por actualizar el módulo de control del software Hermes, con los números de referencia A2479021108, A2479025009 y A2139024122. Estos módulos se han instalado en prácticamente todos los Mercedes-Benz fabricados desde abril de 2016 hasta enero de 2021. La producción posterior a esa fecha no reproducirá el fallo.

    La llamada de emergencia se puede pedir manualmente con un botón en la parte superior de la cabina

    El problema de estandarizar tanto ciertas soluciones software o hardware es que la producción afectada es superior. Según el fabricante, el 100% de los vehículos con este sistema eCall son vulnerables a este fallo de diseño del módulo Hermes.

    Como podemos ver, afecta a las clases A, B, C, CLA, CLS, G, GLA, GLB, GLC, GLE, GLS, GT, E, S, SL y SLC, tanto de Mercedes-Benz como de Mercedes-AMG. La fecha de fabricación ha de estar comprendida exactamente entre el 1 de abril de 2016 y el 29 de junio de 2021. Modelos anteriores al 2016 no cuentan con el módulo Hermes afectado.

    Solo en Estados Unidos hablamos de casi 1,3 millones de coches, serán unos cuantos más a nivel mundial. Los afectados en España serán informados a través de carta en la dirección postal que consta en la DGT. Ahí se detallarán las instrucciones para solventar el problema.

    Prácticamente todos los Mercedes-Benz fabricados en los últimos 5 años podrían tener este problema, al menos los que llevan el módulo eCall de Harman Becker

    Los servicios técnicos de Mercedes-Benz pueden realizar la actualización en sus instalaciones o se puede realizar la actualización remotamente. No hay que reemplazar ningún componente físico. Los clientes suscritos a Mercedes Me no tienen que hacer nada más que aceptar una actualización de software.

    En el caso de que la actualización no se pueda completar, el vehículo avisará de que hace falta pasarse por un servicio técnico oficial. La actualización es gratuita e incluye modelos fuera de garantía indistintamente. Hay que recordar que Hermes funcionará correctamente si no se interrumpe la alimentación eléctrica.

    A lo largo de febrero los servicios técnicos recibirán información sobre la llamada a revisión, y está previsto que en abril comienzan las notificaciones a propietarios para concertar citas para la actualización. Mientras tanto, todos esos coches pueden utilizarse con normalidad.

    Fuente: NHTSA