¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Impecable ejemplar del brutal Mercedes-AMG CLK63 Black Series a subasta

Uno de los escasos Mercedes-AMG CLK63 Black Series que fueron fabricados con el volante a la derecha, solo 25 salieron de fábrica con esta inusual configuración, será puesto a la venta en Reino Unido con menos de 6.500 kilómetros de uso y un estado absolutamente impecable.

Mercedes-AMG CLK63 Black Series.

Muy pocos modelos de la marca alemana, incluyendo los que como este han pasado en algún momento por las manos de los artesanos de AMG, son tan brutales como el Mercedes-AMG CLK63 Black Series, que fue la versión de producción más radical y poderosa de la desaparecida gama CLK, ahora sustituida por el Clase E Coupé.

Solo el Mercedes-AMG CLK DTM de edición limitada llegó a superar las cifras del Black Series, aunque curiosamente llegó al mercado antes que este, pues los CLK DTM fueron lanzados en formato coupé en 2004 y con carrocería convertible en 2006, contando con una producción de 100 y 80 unidades respectivamente, mientras que el Black Series no llegó hasta 2007.

El CLK63 Black Series era una versión más radical del ya de por si poderoso CLK63. Si este último contaba con el bloque M156 V8 de 6.2 litros con 482 CV (354 kW) y 630 Nm de par máximo, el CLK63 Black Series añadía 25 caballos para un total de 507 CV (373 kW), con una cifra de par idéntica.

Versión más radical del Mercedes-AMG CLK63.

Este aumento de potencia vino aparejado de un kit de carrocería espectacular, con pasos de rueda ensanchados y un paragolpes delantero más voluminoso, con agresivas entradas de aire y un afilado labio inferior. El bastidor se endurecía con respecto al modelo regular y las llantas eran de mayor tamaño. Todas estas modificaciones estaban inspiradas en el CLK DTM, aunque no eran tan radicales y agresivas como las de este último.

El aumento de potencia del nuevo CLK63 Black Series conllevó un notable aumento de las prestaciones, ya que el Black Series no contaba con el limitador de velocidad que emplean todos los modelos de la marca, por lo que en lugar de una velocidad máxima de 250 km/h, presumía de una punta de 300 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,1 segundos, en lugar de los 4,4 segundos que tardaba el CLK63 convencional.

Este ejemplar, uno de los solo 25 que fueron fabricados con volante a la derecha, será subastado el próximo mes de mayo por Silverstone Auctions en Reino Unido, con un estado de forma impecable y menos de 6.500 kilómetros de uso, por lo que se encuentra prácticamente nuevo. Su valor estará entre las 110.000 y las 125.000 libras, entre 125.000 y 143.000 euros.

Fotos: Silverstone Auctions

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto