¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mike Rockenfeller: «Los GT3 pueden ofrecer mejores carreras al DTM»

    Mike Rockenfeller espera con ilusión la utilización de los vehículos GT3 como base de los nuevos DTM.

    Mike Rockenfeller considera que los GT Pro, vehículos vitaminados sobre la base de un GT3, darán una nueva dimensión al DTM.

    El piloto alemán de Audi cree que esta nueva apuesta del certamen alemán permitirá ver carreras todavía mejores a las actuales.

    Mike Rockenfeller es uno de los pilotos con más experiencia en el DTM. Por este motivo, hay pocas voces más autorizadas a la hora de analizar la deriva que está tomando el certamen y la decisión de ITR de dejar atrás el modelo competitivo actual para apostar por los GT Pro, coches vitaminados a partir de la base que ofrece la normativa GT3. Un cambio radical de concepto que no sólo dejará atrás los vehículos 'Class 1' actuales, sino que cambiará la concepción de la serie al pasar de un modelo basado en los fabricantes a otro en el que tomarán protagonismo los equipos privados.

    En esta línea, el todavía piloto de Audi considera que el DTM puede revivir con la llegada de los GT3 al campeonato. De hecho, Mike Rockenfeller ha sido bastante positivo al respecto: «Es posible que los nuevos coches no ofrezcan el mismo placer a la hora de pilotar, pero el DTM no elije un mal camino. Aunque quizá no sea el mejor coche en su rendimiento, al final es el vehículo más disponible y ofrece una plataforma realmente buena. En todo el mundo se utilizan estos coches. Estarán produciendo grandes carreras, estoy seguro. De hecho, creo que las carreras pueden ser increíbles. Los GT3 pueden ofrecer mejores carreras al DTM de lo que son ahora».

    En esta misma línea, 'Rocky' ha añadido: «Creo sinceramente que ha sido una buena decisión dar este paso. Como piloto, si tienes un coche para ganar, siempre es un placer. No importa tanto cómo sea el vehículo en sí, porque los pilotos también parecen disfrutar en la Fórmula E y no es el monoplaza más rápido. No hay duda de que por puro placer de conducir uno se fija en la Fórmula 1, en los LMP1 de Le Mans, tal vez en el DTM y despuéz quizá los GTE. Y luego están los GT3. No digo que no sea agradable pilotar un GT3, pero los DTM actuales están más cerca de un prototipo. Con todo, es un buen cambio».

    Fotos: DTM

    Fuente: Autosport