¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

MINI Countryman: cuando la razón para comprar un MINI no es (solo) que es un MINI

MINI Countryman, una opción racional para los que buscan un SUV.

A estas alturas es incuestionable que el MINI Countryman conquista el lado más emocional, pero vamos a demostrarte que también es la opción más racional para quienes buscan un SUV.

Todos tenemos [email protected] [email protected] que sueña con tener un MINI... y si no lo tienes, es que eres tú. Si les preguntases a todos ellos por qué anhelan con tanta fuerza conducir un MINI, la primera respuesta será, simplemente: "¡es que es un MINI!"

En la decisión de compra de un coche intervienen muchos factores: el tamaño, la versatilidad, el consumo... También es importante el precio, incluso cuestiones más vanales como el color. Pero cuando la decisión final nos lleva a un concesionario MINI, se suele pensar que el conductor no ha tenido en cuenta todas estas cuestiones y ha llegado hasta allí movido por el corazón.

En parte es cierto, pero ¿y si la razón para comprar un MINI no fuera solo que es un MINI?

'The power of choice'

Durante la presentación del MINI eléctrico (que llegará al mercado en los próximos meses), responsables de la marca explicaron en que consiste su filosofía The Power of Choice (el poder de la elección). Se trata de ofrecer opciones que satisfagan las necesidades de todos los conductores.

Con el MINI Cooper SE (el primer eléctrico de la casa), MINI cierra un círculo en el que hay modelos emocionales (como el MINI de tres puertas o el MINI cabrio), funcionales (como el MINI de cinco puertas o el MINI Clubman) y más racionales. En este último grupo se encuentra el MINI Countryman.

El MINI Countryman es emocional y racional a partes iguales.

MINI Countryman: emocional y racional, a partes iguales

ElMINI Countryman es desde su lanzamiento en 2010 -cuando dio a luz la primera versión- un coche que conquista corazones a su paso, pero no contento con eso, ahora se ha empeñado en la parte racional como argumento definitivo de compra. Es el MINI que adquieren quienes buscan más espacio y versatilidad y, de paso, un toque off road que les permita disfrutar de su MINI un poco más allá. Más inspiración. Más "ir a cualquier parte".

El MINI Countryman cuenta con elementos de diseño típicos de la marca, como la estructura de tres secciones de la vista lateral que se divide en techo, sección de cristal y cuerpo principal, así como los voladizos cortos y los grandes pasos de rueda.

Otros detalles inconfundibles son el techo en forma de casco, las luces traseras verticales, la parrilla hexagonal del radiador, los faros de gran tamaño y los carriles longitudinales de techo de aluminio satinado que se combinan con la parte superior de las molduras de entrada en plateado. Las líneas horizontales dominan en la zaga, junto con los grupos ópticos dispuestos verticalmente para proporcionar un contraste atractivo.

Al detalle los grupos ópticos del MINI Countryman.

El MINI para quienes buscan más espacio

Está claro: el Countryman tiene espacio y posibilidades para ser el primer coche de la familia.

Es el segundo MINI que supera los cuatro metros de largo (después del Clubman); también es más alto que sus hermanos (casi 1,6 metros). Con una anchura de más de 1,8 metros, en su interior viajan hasta cinco personas sin estrecheces. Tampoco habrá problemas para llevar su equipaje. El maletero del Countryman tiene capacidad para 450 litros que se pueden ampliar hasta 1.390 litros con los asientos plegados. El portón tiene tres opciones de apertura: manual, con mando a distancia y con sistema Easy Opener, que se activa con solo pasar el pie por debajo del paragolpes trasero.

En la parte delantera y trasera incluye espacio de almacenamiento en las puertas para alojar botellas de hasta un litro. La consola central, que se extiende hasta el cuadro de instrumentos, tiene un compartimiento de almacenamiento integrado y dosportabebidas delante de la palanca de cambios o de la palanca selectora.

Así es el maletero del MINI Countryman. Cubica 450 litros.

La parte trasera es el summum de la versatilidad. Las tres banquetas se pueden mover hasta 13 cm con un sistema de raíles que amplia el espacio del maletero en función de las necesidades. La capacidad de carga crece con las dos opciones de plegado de los asientos: en proporción 40 20 40 de serie.

Mención aparte merece el MINI Picnic Bench, un asiento plegable con capacidad para dos personas ubicado en la tapa del maletero para usar como veis en la imagen de arriba.

Ante todo, un MINI

Espacio, versatilidad, posibilidades off road... Sí, el MINI Countryman se posiciona como una de las opciones más racionales de la firma británica. Pero eso no significa que renuncie a ser un MINI.

La esencia MINI se respira desde el momento en que el conductor abre la puerta y le recibe el logo MINI proyectado en el suelo (la imagen sale de la parte baja del espejo retrovisor). El interior adecúa la iluminación a las condiciones exteriores: si el sol no brilla fuera, el MINI Countryman te animará con la iluminación sutil y cálida, cortesía del salpicadero retroiluminado que adopta el color de la luz ambiental interior.

En el interior del Countryman se respira la esencia MINI.

También exhibe las soluciones tecnológicas que se espera de un MINI. El Countryman abandona el freno de mano convencional y opta por el electrónico. Para que estacionar sea pan comido, el asistente de aparcamiento evalúa los espacios disponibles antes de tomar el control del volante; todo lo que tienes que hacer es pisar un poco el acelerador y el freno.

La gran pantalla táctil (de 6,5 o de 8 pulgadas según la opción elegida) que domina la consola central da acceso al sistema de infoentretenimiento, y también al teléfono, sistema de navegación...

Mecánicas (y precio) para todos

La última generación de motores y cambios dotan al nuevo MINI Countryman de un notable temperamento. También consigue mejoras en términos de prestaciones. Podemos destacar que el nuevo MINI Cooper John Cooper Works con cambio Steptronic de 8 velocidades acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, 0,8 segundos más rápido que el MINI Cooper S Countryman ALL4, con una velocidad máxima de 234 km/h.

El MINI John Cooper Works Countryman cuenta con tracción total ALL4.

Está disponible en diésel y gasolina, con potencias que oscilan entre 102 y 306 CV (para el MINI John Cooper Works Countryman). El consumo oficial oscila entre 4,1 y 7,4 l/100 km, mientras que las emisiones al volante son inferiores a 169 gr/km (en la versión JWC, los demás son inferiores).

La transmisión puede ser delantera (MINI One) o total (MINI Cooper y MINI Cooper S). El cambio está disponible en versión manual, automática y automática deportiva (exclusivo para el Cooper S). Una curiosidad: el MINI Countryman está equipado con el sistema Country Timer, un temporizador que mide tiempos y dificultad de recorridos off road.

Queda un dato, quizá el más racional de todos: el precio.

El MINI Countryman está disponible desde 27.150 euros. La marca ofrece una interesante opción de financiación con la que pagar 290 euros al mes; sin entrada. Desde este enlace puedes pedir tu oferta y acceder a más información.

Un contenido de Motor.es para MINI.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto