¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Es el motor BMW el único recurso de R-Motorsport en el DTM?

    R-Motorsport todavía no ha encontrado un motorista que le suministre los motores de cuatro cilindros turbo que se usan en el DTM.

    Con HWA fuera de la ecuación, el nulo interés de las marcas del Súper GT y la negativa de Audi, todas las miradas están en BMW.

    ¿Es el motor BMW el único recurso de R-Motorsport en el DTM?
    R-Motorsport debe reinventarse y volver a gestar su proyecto en el DTM en tiempo récord.

    El divorcio entre R-Motorsport y HWA ha dejado a la formación suiza en una posición un tanto delicada. Pese a que todos los implicados aseguran que la estructura estará en el DTM en 2020 con cuatro Aston Martin Vantage DTM, la realidad es que el equipo no tiene ningún coche tras vender las cuatro unidades utilizadas en 2019 y sigue sin llegar a un acuerdo con un motorista. La presencia de Florian Kamelger en la 'Dream Race' no ha sido fructífera ya que los fabricantes japoneses que compiten en el Súper GT no están interesados en colaborar con R-Motorsport en la serie alemana.

    Hiroshi Shimizu, responsable de Honda, ha asegurado al respecto que en Fuji no se dio ninguna conversación entre ambas partes, pero que Honda no tiene interés en utilizar su motor bajo el logo de otro fabricante. En Toyota la situación no es muy diferente, ya que la marca se quiere centrar en el desarrollo del nuevo Toyota Supra GT500 que dará el relevo al Lexus LC 500 en 2020. Por su parte, Nissan sí que ha dejado abierta la puerta a un eventual acuerdo con R-Motorsport, si bien tampoco ha habido ningún tipo de negociación entre los responsables de ambos proyectos.

    Con la vía del Súper GT prácticamente muerta y sin que Audi Sport tenga interés en suministrar su motor a un rival directo cuando ya trabaja con un equipo cliente como el Team WRT en el DTM, la única opción tangible para que R-Motorsport tenga un motor de cuatro cilindros turbo de 2.0 litros pasa por BMW. Una situación delicada ya que BMW Motorsport ha optado por esperar acontecimientos, según ha afirmado Jens Marquardt como máximo responsable del departamento de competición de la firma alemana. Pese a esta circunstancia, la lógica hace pensar que todas las partes están condenadas a entenderse por el bien común del campeonato.

    Fotos: DTM

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto