¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    myTaxi y Hailo unen sus taxis contra Uber

    Javier Costas
    Javier Costas

    Acaba de nacer la mayor empresa para localizar taxis de Europa. Hailo y myTaxi, dos pesos pesados de las aplicaciones móviles para pedir taxi, unirán sus esfuerzos una vez obtengan la aprobación de las autoridades. A Uber le sale otro gran oponente.

    ¿Qué sentido tiene una aplicación para pedir un taxi, si ya existe levantar la mano o llamar a una emisora de radiotaxis? La tecnología permite mejorar la forma en la que se disfrutan algunos servicios, como el viejo servicio del taxi. Con la aplicación se puede pedir un taxi, sabiendo anticipadamente quién viene a buscarnos, con qué coche, y con una puntuación que han puesto otros clientes. Se puede pedir en el acto, o con mucha antelación.

    Por otra parte, los taxistas tienen más fácil localizar clientes sin tener que estar dando vueltas por la ciudad, y está la comodidad de que el pago se realiza de forma electrónica. El cliente no tiene que estar pendiente de si lleva suelto, o de si el taxista tiene datáfono para cobrar con tarjeta. Las aplicaciones se llevan una comisión por cada viaje, pero parece que todos salen ganando.

    myTaxi llegó a España en 2011, Hailo en 2013

    Allá por 2011 empezó a operar en Londres Hailo, que viene de un juego de palabras en inglés y el apellido de su dirigente. Dos años antes, en 2009, comenzó su andadura myTaxi. Ambas empresas se dedican a lo mismo, poner en contacto a taxistas con pasajeros, cumpliendo totalmente con la legalidad, a diferencia de las lagunas que tiene el modelo UberPOP con conductores particulares. El sector del taxi ha estado en pie de guerra contra Uber desde el principio de su andadura en Estados Unidos.

    Hasta la fecha, MyTaxi es la empresa líder en servicios de taxi por Internet en Europa, con más de 45.000 conductores trabajando con la aplicación. Detrás de esta empresa se encuentra Daimler, la empresa matriz de Mercedes-Benz, AMG y smart. En 2012 tomó parte en el accionariado, y en 2014 la compró en su totalidad. Es una de las soluciones de movilidad de la empresa alemana, como el servicio de alquiler a corto plazo Car2Go.

    Los antes competidores van a fusionarse

    De la nueva compañía, Daimler será propietario al 60%, y el restante será para los accionistas de Hailo. El consejero delegado de Hailo, Andrew Hailo Pinnington, ocupará el puesto de director ejecutivo. En cuanto al fundador de myTaxi, Niclaus Mewes, pasará al consejo de administración.

    Únicamente en el caso de España estas dos empresas competían entre ellas. Hailo es fuerte en Reino Unido, Irlanda y España, además de Singapur. Por su parte, myTaxi tiene presencia en Alemania, Austria, España, Italia, Polonia, Portugal y Suecia. La marca que va a sobrevivir es myTaxi, la de Hailo se irá apagando de forma progresiva, sin dejar tirados ni a clientes ni a taxistas. La sede central se quedará en Hamburgo.

    Según declaraciones de Antonio Cantalapiedra a El Economista, el responsable de España y Portugal dice que no es un movimiento contra Uber, sino una fusión lógica para unir fuerzas y competir sólidamente contra otras compañías como GetTaxi o Didi Chuxing (en China). El que más cuota de mercado abarque estará en mejor posición. Es más inteligente la fusión que entrar a pelear en mercados donde no tenían presencia.

    De momento, tanto myTaxi como Hailo seguirán funcionando de forma independiente, hasta que se logre el visto bueno de Europa a la fusión. A partir de ese momento habrá un periodo de transición, y en 2017 solo quedará myTaxi como aplicación, con todos los clientes y taxistas migrados. Ya ocurre hoy día que hay taxistas españoles que trabajan con las dos compañías a la vez (nada ni nadie se lo impide).

    En lo que respecta a nuestro país, los principales competidores son Uber y Cabify, que operan principalmente con vehículos de alquiler con conductor (VTC). Por normativa, el número de estos coches está limitado proporcionalmente al de taxis, y tienen una operativa más limitada. Los taxistas siguien siendo los que más libertad de circulación tienen, y los que más coches ponen al servicio de los clientes.

    La futura myTaxi sumará una fuerza de 100.000 taxistas en 50 ciudades repartidas por nueve países. Ahora mismo suman un volumen de 70 millones de pasajeros. No teniendo que competir entre ellas, myTaxi tendrá más facilidad para expandirse y prestar servicio en más ciudades. Los conductores ya están ahí, pero la implantación no es tan simple como parece.

    Uber y Cabify operan con coches más discretos, y de gama superior

    En determinadas circunstancias es un servicio con mayor valor añadido, porque por un coste similar (dependerá de la distancia y tiempo empleado) se puede viajar en un coche de alta gama, con un conductor trajeado y algunas comodidades a bordo que no suelen estar presentes en un taxi. Anteriormente Uber prestaba servicio con coches de particulares, pero no era compatible con la normativa y fue obligada a cesar ese servicio.

    El volumen de pasajeros que mueven estas aplicaciones no para de aumentar, y se está convirtiendo en un jugoso negocio en el que los menos adaptados no van a sobrevivir, como en la selección natural. Un conductor al alcance de unos toques en la pantalla de un móvil es la última frontera en el transporte urbano y periurbano.