¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Nio se prepara para rivalizar cara a cara con Tesla

    Nio mueve ficha para hacer frente a Tesla en China.

    Nio es una de las referencias chinas en cuanto a movilidad eléctrica. Una marca premium que busca rivalizar con grandes fabricantes de automóviles. Ahora que Tesla ha comenzado a fabricar vehículos en China, se prepara para rivalizar directamente con uno de sus principales contrincantes. Todo ello en un marco económico muy complicado para Nio.

    A día de hoy, es indudable que el principal rival chino al que Tesla debe hacer frente es Nio. Esta joven compañía se ha posicionado en poco tiempo como una de las referencias chinas en cuanto a movilidad eléctrica. Una firma premium que cuenta con unos vehículos dotados con una tecnología capaz de hacer frente a la compañía norteamericana. Esta rivalidad ha alcanzado un nuevo nivel debido a que, recientemente, Tesla ha iniciado la producción del Model 3 en China.

    Para Tesla, fabricar coches en territorio chino es un paso muy importante para sus planes de expansión en el gigante asiático. La producción local le permitirá reducir los precios de sus vehículos y, lo que es más importante, adaptar el volumen de fabricación de manera más efectiva a la demanda real de este mercado. Además, la inversión necesaria para haber construido una «Gigafactoría» está justificada si tenemos en cuenta que China es el primer mercado de mundo para el coche eléctrico.

    Nio ES8
    ES8, uno de los SUV eléctricos comercializados por Nio en China.

    Sin embargo, y a pesar de que Nio es el principal rival de Tesla en China, lo cierto es que esta marca no está atravesando buenos momentos. La situación económica de Nio es muy delicada. Acumula un déficit de casi 6.000 millones de dólares desde su fundación en 2014. Durante estos años se ha destinado grandes cantidades económicas a marketing y, lógicamente, al desarrollo de vehículos.

    En la actualidad, Nio comercializa dos modelos en China. Y ambos son SUV. Se trata del Nio ES6y del ES8. En apenas unos días la compañía hará públicos sus resultados económicos del tercer trimestre de este y se espera que las cifras, aunque mejores a las de otras ocasiones, muestren que todavía hay un largo camino por recorrer hasta alcanzar la rentabilidad. La marca está llevando a cabo importantes medidas para darle la vuelta a esta situación.

    Nio ha decidido recortar empleos y ha comenzado a reducir sus gastos en marketing. Todo ello en un contexto de desaceleración del mercado chino. Las ventas de coches eléctricos en China pueden cerrar este año en negativo. Un analista del mercado automovilístico chino ha señalado lo siguiente: “El balance de Nio implica un grave riesgo de liquidez. La clave será si pueden anunciar nuevos e importantes financiamientos”.

    Pérdidas de Nio
    Evolución de las pérdidas que ha registrado Nio desde el tercer trimestre de 2017.

    Una de las medidas que puede tomar Nio para mejorar su salud financiera es la de poner coto a las denominadas Nio House, espacios exclusivos para que clientes de la marca puedan reunirse para pasar el rato, trabajar o comer. La primera Nio House se inauguró en Pekín en el año 2017 y desde entonces se han abierto unas 20 más.

    Las ventas de Nio contrastan con su situación económica, puesto que se han acelerado en los últimos tiempos. En el tercer trimestre de 2019 la marca entregó 4.799 unidades, un 47% más en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Para incentivar las ventas la marca ofrece la posibilidad de financiar la compra sin intereses por un periodo de tres años. Además, próximamente introducirá su tercer modelo, que también será un SUV.

    Fuente: autonews