¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Eurocámara vota finalmente a favor de prohibir los coches de combustión en 2035

    La Eurocámara vota finalmente a favor de prohibir los coches de combustión en 2035
    El Parlamento Europeo ha votado en contra de prohibir los motores de combustión en 2035.Freepik
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    En una jornada caótica en la que se han rechazado los principales puntos del plan 'Fit for 55' que promueve la descarbonización en Europa. El pleno de la Comisión Europea ha aprobado finalmente apoyar la medida de cero emisiones en la industria del automóvil para 2035.

    El pasado 14 de julio de 2021, como parte del paquete 'Fit for 55', la Comisión Europea presentó una propuesta legislativa para una revisión de las normas de emisiones de dióxido de carbono (CO₂) para turismos nuevos y vehículos comerciales ligeros.

    La propuesta tiene como objetivo contribuir a los objetivos climáticos de la Unión Europea para 2030 y 2050. Igualmente, pretende brindar beneficios a los ciudadanos mediante el despliegue de vehículos de emisiones cero de manera más amplia (mejor calidad del aire, ahorro de energía y costes más bajos para poseer un vehículo), así como estimular la innovación en tecnologías de cero emisiones.

    «Con estos estándares, estamos creando claridad para la industria automotriz y podemos estimular la innovación y las inversiones»

    Como parte del proceso, semanas atrás, la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeohabía aprobado el mencionado paquete de medidas para la reducción de las emisiones de CO₂ que incluían la prohibición de vender coches con motor de combustión a partir de 2035.

    Esto, en la práctica, suponía la muerte de los coches diésel, gasolina, híbridos e híbridos enchufables, dejando únicamente opción a comercializar vehículos eléctricos. Pero también vetaba la comercialización de los biocombustibles y carburantes sintéticos, apuesta de varias marcas para salvar los motores térmicos.

    Pues bien, tras la aprobación de la Comisión, el único paso que quedaba por completar era que el Parlamento Europeo refrendara dicha ley. Sin embargo, lo que en la mayoría de las ocasiones es un trámite rutinario se ha convertido en una jornada repleta de problemas que incluso han provocado que el texto de rige el ambicioso programa de reducción de emisiones 'Fit for 55' tenga que volver a la Comisión de Medio Ambiente para ser revisado.

    La prohibición de 2035 sigue adelante

    Sin embargo, en lo tocante a la industria del motor el texto aprobado por la Comisión de medio ambiente ha salido finalmente adelante, con el Parlamento Europeo «apoyando las normas revisadas de emisiones de CO₂ para turismos nuevos y vehículos comerciales ligeros, parte del paquete 'Fit for 55 en 2030'».

    En una votación plenaria el miércoles, los eurodiputados adoptaron su posición sobre las reglas propuestas para revisar los estándares de rendimiento de emisiones de CO₂ para automóviles y furgonetas nuevos con 339 votos a favor, 249 en contra y 24 abstenciones.

    Con el texto adoptado, que constituye la posición del Parlamento para negociar con los Estados miembros, los eurodiputados apoyan la propuesta de la Comisión de alcanzar una movilidad vial de cero emisiones para 2035 (un objetivo de toda la flota de la UE para reducir en un 100% las emisiones producidas por los turismos nuevos y los vehículos comerciales ligeros en 2035 en comparación con 2021).

    Además, los objetivos intermedios de reducción de emisiones para 2030 deberían establecerse en en un 55% para turismos y un 50% para furgonetas.

    Desde 2035, en Europa sólo podrán venderse coches nuevos que sean eléctricos.

    «Con estos estándares, estamos creando claridad para la industria automotriz y podemos estimular la innovación y las inversiones para los fabricantes de automóviles», señala Jan Huitema, eurodiputado del Parlamento Europeo. «Además, comprar y conducir automóviles de cero emisiones será más económico para los consumidores. Estoy encantado de que el Parlamento Europeo haya respaldado una revisión ambiciosa de los objetivos para 2030 y respaldado un objetivo del 100 % para 2035, que es crucial para alcanzar la neutralidad climática para 2050».

    Por su parte, la Eurodiputada de Ciudadanos Susana Solís, miembro de los comités de Industria y Medio ambiente del Parlamento Europeo, ha explicado a ABC su satisfacción por el acuerdo, ya que «en el paquete de enmiendas sometidos a votación se ha decidido no establecer nuevas obligaciones a muy corto plazo».

    Según ha declarado Solís, «podemos estar satisfechos tras el trabajo de muchos meses. En la votación de hoy hemos conseguido que no se impongan objetivos intermedios más duros que podrían haber asfixiado a la industria española al adelantar de forma abrupta la transición hacia el coche eléctrico. La propuesta de la Comisión, suficientemente ambiciosa, ha sido refrendada hoy por la cámara».

    Con esta votación a favor, los eurodiputados ya están listos para iniciar negociaciones con los estados miembros de la UE con el objetivo final de aplicar estas medidas.

    Fuente: Parlamento Europeo