Motor.es

El poder «irresistible» de lo retro y la nostalgia en los nuevos coches eléctricos, ¿funcionará?

La nueva generación de vehículos eléctricos que está por llegar en algunas marcas como Renault tendrá una mezcla de rasgos futuristas y retro. Una estrategia que no es casual y que apela al pasado para ganar nuevos clientes.

El poder «irresistible» de lo retro y la nostalgia en los nuevos coches eléctricos, ¿funcionará?
Renault apela a los buenos tiempos del pasado con el diseño de sus nuevos coches eléctricos

6 min. lectura

Publicado: 16/08/2023 12:00

El poder de la nostalgia es más fuerte de lo que te piensas. Muchas marcas, hablando de una forma general en el mercado, apelan a momentos vividos en el pasado, a nuestros recuerdos, y lo asocian a valores tan positivos que nos incitan a su compra.

En el mundo del automóvil sucede lo mismo, y algunos fabricantes 'juegan' con ello. No es extraño ver cómo de vez en cuando sale algún vehículo que hace guiños a su pasado, a sus primeras generaciones. Ahora, la tendencia es rodear toda una estrategia de nuevos modelos alrededor de la moda de lo retro.

Renault es una de las marcas que más lo está haciendo, enfocándose en la nueva generación de coches eléctricos que está presentando y, sobre todo, que traerá a las carreteras en un futuro muy cercano. Hablamos, sobre todo, de ese Renault 5 que regresará a nuestras vidas como vehículo eléctrico.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
El Opel Manta volverá como coche eléctrico en un futuro no muy lejano

En Stellantis también lo veremos, con el regreso de modelos clásicos como el Opel Manta o el Lancia Delta, también en clave eléctrica. El nuevo Mini eléctrico, por ejemplo, sigue apostando por un diseño clásico donde los haya, pero además para su nuevo interior 'repescará' un diseño más cercano a los primeros Mini.

Todo esto, claro está, sin ceder tampoco a las nuevas tecnologías, a los sistemas de seguridad más modernos o a los nuevos medios de propulsión. Lo retro se queda, como es de lógica, en el apartado estético.

La nueva generación del Mini eléctrico apostará por un interior con claros guiños al pasado

El deseo «irresistible» de Luca de Meo

En Renault tiene clara la baza de utilizar lo retro en sus futuros eléctricos, pero con varias razones por delante. Por ejemplo, para diferenciarse de la competencia, a los que se refiere como productos de una «expectativa tácita de que los coches eléctricos deben parecer un poco anónimos, muy fluidos, muy fríos», asegura el jefe de diseño del Grupo Renault, Laurens van den Acker para Autocar.

«Espero que haya más riqueza en el futuro para los coches eléctricos, estamos tratando de hacerlo lo mejor posible. Los Renault 5 y 4 eléctricos serán coches muy completos, pero también iconos legendarios».

En los últimos años, lo cierto es que los vehículos eléctricos han jugado un papel especial en lo que a diseños se refiere. Las diferentes necesidades aerodinámicas y de refrigeración respecto a los coches de combustión permiten una mayor libertad a la creatividad de los diseñadores.

En Mercedes, por ejemplo, han optado por una línea de coches eléctricos totalmente opuesta a su gama de combustión y, a su vez, de la estrategia de los franceses. La marca de la estrella ha tirado más por las líneas futuristas, casi como naves espaciales sobre ruedas.

En Renault, se buscará hacer un guiño al pasado con un componente extra emocional y despertar la nostalgia de los conductores más veteranos.

Tras Renault 5, el Renault 4 continuará la nueva saga de coches eléctricos franceses

El mismo CEO del Grupo Renault, Luca de Meo, dio luz verde a esta estrategia nada más llegar a su nuevo cargo, rememorando cómo él mismo revivió el Fiat 500 cuando era jefe en la marca italiana en la primera década del siglo XXI. «Para un tipo como Luca, era algo irresistible», confirma van den Acker.

Rememorar diseños como los de Renault 5 y Renault 4 permite a la marca del rombo también recordar tiempos pasados, que contrastan con la «inseguridad» del mundo actual, donde hay muchas «nubes oscuras»

«Hacer algunos coches que realmente hablen sobre los buenos tiempos y despertar todas estas emociones positivas que tiene la gente es algo bueno», continúa Van den Acker. «Creo que vale la pena revivir estos buenos recuerdos, son productos para sentirse bien. Esta es una carta que podemos jugar y que nadie más puede. ¿Por qué no darle a la gente lo que quiere? La transición al coche eléctrico es muy emocionante».

Renault 5 y 4, al caer

El prototipo del Renault 5 fue presentado a comienzos del 2021 y el del Renault 4 el año pasado, y su llegada es inminente para el 2024 y 2025, respectivamente. Ambos se basan en la nueva arquitectura CMF-BEV del Grupo Renault.

El Renault 5 será el primero en llegar, ya en fase final de pruebas, y el primero en estrenar la nueva arquitectura diseñada específicamente para vehículos eléctricos de batería. Montará un motor eléctrico de 100 kW (136 CV), con una autonomía WLTP de hasta 400 kilómetros. El Renault 4, más en clave SUV, debería compartir características técnicas con este.

Compártela en:

Pixel