¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Previo y horarios del Gran Premio de St. Petersburg de IndyCar 2020

La primera vuelta en St. Petersburg, casi siempre limpia, provee el inicio de la temporadaIndyCar Media

La temporada 2020 de IndyCar dará comienzo por undécima vez en las calles del estado de Florida.

La introducción del Aeroscreen abre la puerta a sorpresas y a derribar el dominio de Penske en St. Petersburg.

Álex Palou se enfrenta a su debut en la categoría con Dale Coyne Racing y Team Goh.

Son 75 los años en los que se ha disputado de forma consecutiva un campeonato de monoplazas en Estados Unidos, bajo las diferentes denominaciones de las que recoge su herencia la IndyCar Series, con las 500 millas de Indianápolis como principal exponente en todos ellos. Tras la proclamación de Josef Newgarden como bicampeón en Laguna Seca, y habiéndose producido dos cambios sísmicos en la categoría durante el invierno que suponen un antes y un después a nivel histórico, la primera carrera de la era Roger Penske (como dueño de la categoría) y de la era Aeroscreen despegará en el Gran Premio de St. Petersburg, o San Petersburgo para los más académicos.

Despegar es, sin duda, el mejor término para este trazado, asentado alrededor de la pista de aterrizaje de 700 metros del aeropuerto Albert Whitted. Inaugurado en 2003 como parte del campeonato CART/Champ Car, el de St. Petersburg es uno de los cuatro circuitos urbanos que figuran en el calendario de la IndyCar, aunque el suyo cuenta con características propias. Empezando por la mencionada recta de meta, amplia y con cemento como superficie, que plantea un gran reto para los pilotos camino de la primera sección de curvas.

En total, el trazado de St. Petersburg mide de forma oficial 1.8 millas, el equivalente a 2.896 metros, discurriendo la mayoría por las calles aledañas al aeropuerto de esta ciudad al oeste del estado de Florida, dentro de la zona de influencia de Tampa. Nueve de las 14 curvas se hacen a derechas, entre ellas la frenada que introduce a los pilotos en una técnica sección trazada sobre un parking, y la horquilla final que marca el regreso a la pista aeroportuaria. En general, St. Petersburg supone una mezcla de zonas rápidas y lentas, con curvas y una estrechez que permiten muy pocos errores, y que en ocasiones ha generado buenas carreras.

Paul Tracy fue su primer ganador en 2003, pero la carrera no tuvo una segunda edición en la Champ Car por una disputa con los promotores y el frágil estado de la competición. En 2005, regresó para acoger un evento histórico, ya que era la primera vez que la IndyCar, en la rama 100% óvalos escindida desde 1996, disputaba una carrera en un circuito rutero, con victoria del malogrado Dan Wheldon. Tres años después, supuso también la primera carrera en circuito de la reunificada IndyCar, y los equipos provenientes de Champ Car se rebelaron tras ser humillados en el óvalo de Homestead, logrando Graham Rahal la que fue la victoria más joven de la historia de IndyCar hasta el triunfo de Colton Herta en Austin el año pasado.

Habiendo inaugurado la temporada en 2003, St. Petersburg recuperó ese rol en 2009, y lo ha mantenido desde entonces, salvo el inicio de 2010 en Sao Paulo. El ambiente festivo que se respira habitualmente, sin embargo, estará ausente de forma notable este fin de semana debido a las medidas de prevención contra el coronavirus, que aún amenazan la disputa de la prueba y han obligado a los organizadores a prohibir el acceso de los espectadores al trazado, así como a cambios de última hora que condensan el programa de competición en solo dos días, sábado y domingo

Con tres triunfos en su haber (2006, 2007 y 2012), el semi-retirado Hélio Castroneves tiene el récord de victorias en una carrera que Penske domina como pocas, a tenor de sus nueve victorias en 14 años, incluyendo la edición del año pasado con un Josef Newgarden que nunca había acabado la prueba en el top 5 con anterioridad. Solo Rahal (2008), Dario Franchitti (2011), James Hinchcliffe (2013) y Sébastien Bourdais (2017-18) han sido capaces de romper esa hegemonía, con un coche de Penske en segunda posición en todos los casos (salvo 2018). Aún así, la introducción del Aeroscreen puede derivar en sorpresas y cambios en el orden establecido, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

El triunfo de Newgarden fue también el primero para un piloto estadounidense en once años, imponiéndose a un Scott Dixon que ha subido cinco veces al podio en sus 15 participaciones en St. Pete, pero nunca al cajón más alto. En la actual parrilla, además de los ya mencionados Newgarden, Rahal y Bourdais (piloto a tiempo parcial del #14 de Foyt), Will Power también sabe lo que es ganar en St. Petersburg, y por partida doble. El australiano será el gran rival en clasificación, como reflejan las 8 poles conseguidas en este circuito en los últimos 10 años, siendo solo derrotado en 2014 (4º) y 2018 (segundo tras Robert Wickens).

El español Álex Palou hará este domingo su debut en IndyCar, en una pista en la que la única presencia española previa corresponde a Oriol Servià, quien formó parte de la primera parrilla en 2003, acabando duodécimo tras sufrir problemas electrónicos. A posteriori, Servià terminó séptimo en 2008, noveno en 2011, 16º en 2012 y 17º en 2013, donde llegó a liderar algunas vueltas fuera de estrategia hasta padecer un problema en el embrague. Su última presencia, en 2016, fue una inusual sustitución a última hora en Penske por el poleman Will Power, que había sufrido una conmoción. Servià remontó desde el fondo de la parrilla hasta el noveno lugar antes de verse atrapado en un accidente múltiple, terminando 18º.

La parrilla de 26 coches iguala el récord de St. Petersburg de 2008 y 2012, y contará con cuatro debutantes, sumándose a Palou el estadounidense Oliver Askew, el holandés Rinus VeeKay y el brasileño Felipe Nasr, confirmado solo para esta carrera con Carlin. A su vez, el mexicano Patricio O'Ward correrá por primera vez este GP tras perdérselo el año pasado, y tanto Sage Karam como su equipo Dreyer & Reinbold regresan a la prueba tras largas ausencias (cinco y siete años, respectivamente). Su coche, con un programa de 4 citas para 2020, será una de las dos inscripciones adicionales junto a la de DragonSpeed, que disputará con Ben Hanley la primera de las seis pruebas en las que planean competir.

Sesiones y horarios del 17º Gran Premio de St. Petersburg

(actualizados tras las medidas de prevención por el coronavirus)

* Horario europeo. La carrera se emitirá en directo a través de Movistar Fórmula 1, con Raúl Benito y Cristóbal Rosaleny.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto