¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La prohibición de test del WRC afecta de una forma especial a Toyota

    La prohibición de test del WRC afecta de una forma especial a Toyota
    Toyota Gazoo Racing tiene previsto hacer debutar en 2021 el nuevo Toyota GR Yaris WRC.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    La FIA no permite a los equipos de fábrica del WRC realizar test hasta el 31 de mayo como respuesta a la crisis del COVID-19.

    Esta situación afecta especialmente a Toyota Gazoo Racing al encontrarse en pleno desarrollo de un nuevo World Rally Car.

    La pandemia de COVID-19 ha llevado a la FIA a prohibir los test hasta el 31 de mayo con el fin de evitar las desigualdades que se pueden producir entre los fabricantes del WRC por la ubicación de sus instalaciones y las distintas normas de confinamiento y control aplicadas por cada país. Sin embargo, esta medida se ha tornado en contra de Toyota Gazoo Racing, toda vez que el equipo dirigido por Tommi Mäkinen es la única estructura oficial que se encuentra en pleno desarrollo de su nuevo World Rally Car. El plan de la firma nipona es estrenar el nuevo Toyota GR Yaris WRC en 2021.

    Pese a que el actual Toyota Yaris WRC ha liderado el 52% de las etapas disputadas desde que debutó, la estrategia comercial de la firma japonesa ha llevado al equipo Toyota Gazoo Racing a verse involucrado en el desarrollo del nuevo Toyota GR Yaris WRC. Un proyecto que ahora se va a ver afectado por la prohibición de la FIA de suspender los test hasta finales de mayo, toda vez que la marca ha probado ya hasta en tres ocasiones su nuevo World Rally Car, trabajando incluso en paralelo a los test preparatorios de este año. Sin embargo, estas pruebas por ahora se han visto detenidas.

    No obstante, la FIA tiene la potestad para prolongar la prohibición de test en el WRC más allá del 31 de mayo, lo que unido a las propias circunstancias derivadas de la crisis del COVID-19 se puede traducir en un regreso a la actividad en verano. Esto dibujaría un plazo de desarrollo de cuatro o cinco meses para el Toyota GR Yaris WRC. Desde la firma japonesa se asegura que si los test arrancan en junio o julio no habrá problema para tener el coche, mientras que si este regreso a la acción es más tarde habrá problemas por la propia conexión con los proveedores y socios del proyecto.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing