PSA hará las Américas desde su nueva sede en Atlanta

El Grupo PSA está un paso más cerca de su retorno a Estados Unidos. A partir del mes que viene estará operativa su sede local, aunque tardará un tiempo en traer sus coches. Es una asignatura pendiente desde hace 26 años.

Hace casi dos años PSA anunció su intención de volver oficialmente a Estados Unidos, prácticamente al mismo tiempo que desveló su nueva imagen corporativa. PSA Peugeot Citroën pasaba a llamarse Grupo PSA (PSA Groupe en francés). El gigante sigue creciendo bajo la batuta de Carlos Tavares, antaño "número 2" en Renault.

En abril de 2016 PSA anunció que quería "abrirse a nuevos horizontes", y desde luego que se lo están tomando en serio: expansión por África, China, la India, adquisición de Opel/Vauxhall, etc. No está mal, considerando que en 2012 los franceses estuvieron en una situación bastante crítica, pero vino el tío Tavares a poner orden.

El regreso a EEUU forma parte del plan "Push to Pass", vigente hasta 2021

Uno de los horizontes a los que se van a abrir es el mercado norteamericano con DS como avanzadilla. Citroën cesó oficialmente su actividad en 1974, tras una presencia de 18 años, cuando era un fabricante independiente. Peugeot aguantó un poco más, la retirada se produjo en agosto de 1991. La marca del león fue mucho más exitosa a nivel comercial, pero no lo suficiente como para continuar siendo rentable.

Ciudad de Atlanta, ubicada en el sureste de Estados Unidos

Eso, a nivel de ventas. Hasta 2013 permaneció abierta una oficina local en Detroit (Michigan) para mantener el contacto con Estados Unidos a nivel de competidores, industria, legislación... por lo que técnicamente el fabricante ha mantenido presencia en suelo americano con una pausa de tan solo un lustro. Están a punto de abrir nuevas oficinas.

La localización elegida está en Fulton County, Atlanta (Georgia). A finales del año pasado se cerró en París un trato entre los responsables de PSA y una representación del Estado de Georgia. En realidad la localización ya era conocida desde hace semanas, la noticia en sí es su inminente puesta en marcha.

Se eligió Atlanta por el "mejor equilibrio entre entorno económico, competencias y calidad de vida"

Ahora mismo un equipo de trabajo ya está elaborando una estrategia de implantación y la puesta en marcha de PSA en el segundo mercado más importante del mundo. El retorno se hará de forma progresiva, a lo largo de 10 años y con tres fases:

  1. Servicios de movilidad
  2. Servicios de movilidad con vehículos del Grupo
  3. Comercialización de vehículos del Grupo

Este fue el último modelo que PSA vendió bien en América, el 405

En realidad la primera fase ya está en marcha, empezó en octubre de 2017 con la puesta en marcha de la plataforma Free2move en la ciudad de Seattle, que permite al usuario elegir entre varios vehículos de alquiler por minutos en un área determinada. Dicha plataforma funciona también en Madrid, donde permite elegir entre vehículos PSA (Emov) y de la competencia (Car2go, Zity, eCooltra...)

La segunda fase resulta más que obvia, tener modelos del Grupo PSA haciendo las calles de algunas ciudades, ante la creciente tendencia de la generación Y o "millenials" de no tener un vehículo en propiedad y utilizarlo solo cuando sea preciso. Competirán con empresas como Zipcar, que alquilan vehículos desde una hora hasta una semana.

Esta estrategia permite con relativa facilidad que sus coches empiecen a ser vistos por parte del público y valorados por parte de los conductores que los usen. El gusto americano ha cambiado y los coches "para europeos" encajan mucho mejor, de hecho, el mercado americano se ha europeizado una barbaridad desde que Ford, General Motors y Chrysler por poco se van a hacer gárgaras debido a años de pésima gestión.

Ahora mismo PSA facilita el uso de vehículos de sus próximos competidores mediante Free2Move

Entrada ya la próxima década, PSA contará con modelos más adaptados a los gustos americanos, o más bien globales. Ahora mismo la gama tiene difícil encaje, incluso hablando de DS. Para una marca Premium aspiracional hacen falta ciertos atributos mecánicos de los que ahora carecen, como motorizaciones potentes, tracción total para los estados del norte en invierno, tamaños más grandes, SUV más ostentosos, etc.

Seguramente los modelos eléctricos de nuevo cuño casen mejor con ese público sibarita y "techie" que tan bien está seduciendo Tesla, pero a un precio mucho más atractivo. De momento PSA no ha anunciado el levantamiento de fábricas, así que tendrá que tirar de importación o llegar a un acuerdo con los "coleguis" de General Motors (antiguos propietarios de Opel/Vauxhall y socios industriales durante una temporada) para que les hagan los coches localmente.

Sin duda PSA ha tomado nota de los errores del pasado -o debería-: falta de adaptación a las normativas, bajos volúmenes, haber sido aplastados por los asiáticos, política de precios incorrecta, poca puesta en valor del saber hacer francés, etc. América del norte es MUY exigente, de hecho, hasta han desaparecido marcas nacionales como Oldsmobile, Pontiac, Saturn o Mercury, antaño vacas sagradas, y los chinos siguen queriendo entrar con marcas propias.

Como si lo viera, dentro de poco un superhéroe o personaje "cool" del cine conducirá un DS. ¿Apostamos algo?

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×