¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Puede quedarse un coche eléctrico sin batería? El caso del Ford Mustang Mach-E

    2021 Ford Mustang Mach-E 4X

    Los coches electrificados en cualquiera de sus niveles -incluyendo los 100% eléctricos- continúan llevando baterías de 12 voltios de ácido-plomo para alimentar al sistema auxiliar y reservar la energía necesaria para el arranque. Si esta batería queda descargada, el coche se convierte en un «ladrillo».

    Hace mucho, mucho tiempo, los coches había que arrancarlos con un procedimiento peligroso: dar vueltas a una manivela conectada al cigüeñal hasta conseguir que uno de los cilindros hiciese explosión y el motor pudiese mantenerse encendido por sí mismo. En las motocicletas se arrancaba a empujón o con una manivela lateral, el arranque a patada.

    La llegada del motor de arranque eléctrico evitó este problema, tanto el de usar la manivela (que podía derivar el fracturas de brazo o hacerse mucho daño) como el de usar la fuerza muscular para arrancar una motocicleta. En nuestro país uno de los últimos coches que permitió un arranque a manivela fue el Citroën GS.

    En los coches eléctricos no hay motor de arranque alguno. El encendido se produce porque se activa la electrónica básica para que funcionen las baterías de alto voltaje y de ahí sale el suministro energético para el motor. Pero el problema de diseño base sigue siendo el mismo, dependen de una batería de bajo voltaje, la de 12 voltios, que se lleva muy mal con los bajos niveles de carga.

    En Estados Unidos se comercializa con normalidad el Ford Mustang Mach-E, un coche eléctrico bastante moderno, del que se han entregado unas 7.000 unidades durante el primer trimestre. Algunos propietarios se han quejado -y con razón- de que sus Mustang Mach-E se volvieron inservibles por quedarse sin batería. Sí, la de 12 voltios. Este episodio nos permite adelantarnos unos años al futuro.

    En un coche eléctrico no se puede arrancar a empujón si se descarga la batería de 12 voltios, solo mediante pinzas

    Por lo visto, el problema se produce cuando se dan varias circunstancias a la vez. Mientras el coche está cargando, las baterías de alto voltaje no mandan energía al módulo de 12 voltios que mantiene la carga de la batería pequeña, ya que evidentemente no hay alternador convencional. Resumiendo, mientras el coche carga, la batería pequeña no se carga.

    Si se da la circunsancia de que la batería pequeña baja de carga por tener algún consumidor encendido -como una bombilla del interior- o porque las temperaturas exteriores se desploman, el voltaje baja lo suficiente como para que el coche pase al modo de hibernación y solo pueda ser puesto en marcha en un servicio técnico autorizado.

    Sí, siempre se puede usar el método de las pinzas para dar un «chispazo» a la batería de 12 voltios y recuperar la normalida, pero hay un pequeño problema, para acceder a dicha batería hay que abrir el capó delantero, y dicho capó también funciona con energía eléctrica. Por lo tanto, hay que realizar un paso intermedio para abrirlo.

    Como puede apreciarse en el vídeo superior, hay que abrir una tapa del frontal donde quedan a la vista un par de bornes de 12 voltios, un positivo y un negativo, que hay que conectar a otra batería de 12 voltios o un arrancador portátil. De esta forma se puede abrir el capó, y luego hay que acceder a la batería, entre el eje delantero y el salpicadero, retirando una tapa de plástico.

    Aun así, el acceso a los bornes de la batería no es tan sencillo y quien no sea muy mañoso tendrá que desmontar un plástico más. A continuación hace falta un código de seguridad para abrir la puerta -no tiene bombín de cerradura y la llave está lisa-, y o se introduce bien, o habrá que usar el método de toda la vida: reventar un cristal de un martillazo.

    El marco de la puerta delantera esconde un teclado numérico para introducir la clave de apertura, conviene no olvidarla

    Ford ha admitido el problema y antes de que acabe el año habrá una actualización -que debe realizarse en un servicio autorizado, presencialmente- para que el software de gestión del coche no deje de alimentar la batería de 12 voltios mientras el coche está cargando. Unas pocas decenas de clientes se han visto afectados, desde el 3 de febrero quedó solucionado de fábrica.

    Este problema prematuro de juventud del modelo nos adelanta la hipotética situación a la que habrá que hacer frente cuando la batería de 12 voltios se descargue lo suficiente. Primero hay que ver cómo se accede a la batería para poner pinzas y los métodos alternativos para abrir el capó, el maletero, o la puerta del conductor, sin necesidad de usar un martillo.

    Sí, un coche eléctrico puede quedarse sin batería (de 12 voltios), como cualquier otro coche, y arrancarlo puede no ser tan fácil como en un modelo normal con cambio manual

    Igual para el propietario de un coche eléctrico, híbrido enchufable o híbrido no es una preocupación inmediata por tener un coche joven, pero al cabo del tiempo habrá que coger eso llamado manual de instrucciones y revisar el capítulo de arranque de emergencia, o tirar del socorrido recurso de pedir asistencia al fabricante o a la aseguradora.

    Fuente: The Verge