Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Adblue requiere cuidados en invierno ante riesgo de congelación

El famoso AdBlue, la solución acuosa de urea para que los catalizadores SCR de los diésel puedan limpiar las emisiones de óxidos de nitrógeno, requiere un cuidado del motor en invierno, especialmente en zonas con grandes nevadas y heladas. Unos consejos pueden ayudarte si el líquido se congela en su depósito para no dañar el motor.

Testigo de AdBlue en un cuadro de instrumentos

El AdBlue, el famoso líquido que ayuda a reducir las emisiones de NOx, puede ser una preocupación seria cuando llega el invierno y no todos los propietarios de un vehículo diésel tiene una plaza de aparcamiento en un garaje. Las heladas pueden ocasionar problemas de funcionamiento importantes -y caros- y es que esta solución acuosa de urea tiene unos límites muy especiales de tolerancia a la temperatura.

Un estudio del Instituto Francés de Combustibles y Fuentes de Energía Alternativas demostró que el AdBluese descompone si la temperatura del aire asciende por encima de 25 grados, por lo que el sistema SCR no es capaz de cumplir su cometido.Y con temperaturas inferiores a los -10º, el AdBlue se congela, un peligro para el funcionamiento del motor.

Aunque los fabricantes se han encargado de evitar en la medida de lo posible no llegar a esta situación con la instalación de calentadores en el depósito del líquido, lo cierto es que este dispositivo solo funciona cuando el coche se encuentra arrancado. La congelación del líquido reductor de NOx crea cristales que pueden obstruir las tuberías, dañar la bomba o taponar los inyectores de pulverización.

Avisador luminoso de la capacidad del depósito de AdBlue en los modelos Skoda

Cuando uno de los componentes del catalizador SCR se obstruye, el sistema de gestión del motor detectará un error en el funcionamiento interpretándose como un fallo y llevando al motor a entrar en un estado de protección que, en la gran mayoría de los fabricantes, para el vehículo e impide el arranque del motor; en otros, permite continuar unos kilómetros más.

El problema que algunos conductores incurren es comenzar un desplazamiento con el AdBlue congelado, al entender que conforme el calentador comience a funcionar, el líquido se irá descongelando rápidamente, y aquí es donde llega el gran problema. El calentador es eléctrico, por lo que no permite un proceso rápido y el líquido tampoco soporta elevadas temperaturas, así que el mero hecho de que el vehículo comience a desplazarse implica que el catalizador comience a funcionar inyectando urea.

Incluso en localizaciones de alta montaña con nevadas intensas y muy bajas temperaturas, no es aconsejable arrancar el coche con el pensamiento de que así "no pierde carga la batería", ya que el líquido no se descongelará totalmente llegando a perder concentración si el proceso de congelación y descongelación se realiza un día tras otro. Así, lo ideal es mantener el coche arrancado algunos minutos en parado hasta que alcance la temperatura de servicio, normalmente 90 grados.

La mayor parte de los vehículos equipados con este catalizador SCR cuentan con un avisador luminoso para rellenar el depósito cuando este se encuentra en un nivel muy bajo. Un consejo es reducir la capacidad hasta, aproximadamente la mitad del tanque para evitar que todo el líquido se congele; es mejor tener menos urea con una concentración demasiado baja y rellenar más tarde mejorando las propiedades del conjunto.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto