¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Rally de Alemania no tiene capacidad de volver al WRC a corto plazo

    ADAC no tiene el músculo económico para asumir los costes de organizar la prueba.

    La pandemia de COVID-19 ha supuesto el último revés para ADAC a la hora de organizar el Rally de Alemania.

    La cancelación del Rally de Alemania de 2020 y su ausencia en el calendario de 2021 dibujan un escenario de incertidumbres.

    El Rally de Alemania es una de las citas con un historial notable en el WRC. Tras ser parte del calendario del ERC en la década de los 80 y 90, la cita germana dio el salto al Mundial en 2002. Desde entonces y con salvedad de 2009, temporada en el que no se celebró, el Rally de Alemania ha sido un fijo en el WRC. La diversidad de superficies que ofrecía la prueba germana por el uso de las carreteras entre los viñedos del valle del Mosela y de las pistas militares de la base militar de Baumholder le daban un carácter especial a esta prueba de asfalto.

    Con todo, el Rally de Alemania vive un momento crítico, ya que ADAC no puede asegurar el soporte económico necesario para organizar una prueba valedera para el WRC. Si el promotor de la prueba ya vivía una situación crítica, la pandemia de COVID-19 se ha llevado por delante por delante cualquier intento de mantener la prueba con vida, ya sea en su ubicación actual o en un nuevo escenario. La cancelación de la edición de 2019 por culpa de las restricciones del coronavirus y su ausencia en el calendario de 2020 por el modelo de rotación tampoco dejan mucho margen de maniobra.

    Aunque por momentos se llegó a hablar de la búsqueda de una nueva sede para el rally, con el consiguiente cambio de filosofía en sus tramos, lo cierto es que el regreso de Alemania al WRC parece estar cada vez más lejos. ADAC no puede sufragar los costes de una prueba que tiene un gasto organizativo de unos 3 millones de euros. La asociación automovilista ha tenido que renunciar a dar soporte a la prueba celebrada en la región de Saarland, lo que a su vez supone un duro revés para esta zona de Alemania ya que el evento generaba ganancias cercanas a los 25 millones de euros para la región.

    Fotos: Red Bull Content Pool