¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Qué hacer y cómo reclamar los daños de tu coche al seguro ante una inundación

    Las inundaciones por fenómenos naturales, qué no hacer para evitar daños

    ¿Sabes cómo actuar en tu coche ante una inundación? Ante una potente gota fría que puede inundar las calles y garajes, debes saber que el consorcio de seguros abona los daños causados por el fenómeno natural. Te explicamos lo que no debes de hacer bajo ningún concepto si tu coche queda bajo el agua.

    El efecto del agua sobre un coche puede llegar a ser devastador, y peor aún si por desesperación cometemos errores. Este interesante práctico te dará algunas claves de qué hacer, y no hacer, en caso de enfrentarte a una situación especial. En este caso, el consorcio de compensación de seguros se hará cargo de los daños ocasionados, pero también hay excepciones que tienen al agua por medio, y para lo que te hará falta un seguro a todo riesgo.

    Cuántas veces hemos visto el efecto de una gota fría, con el desborde de los ríos arrastrando hasta vehículos, incluso por mitad de nuestras calles o garajes completamente anegados que apenas queda a la vista el parabrisas y el techo. En esos casos, debes tener en cuenta que, aunque dejes pasar un tiempo para que el coche se "seque", no debes de arrancarlo nunca. Al 99,9% no lo hará, pero si lo hiciera, las pocas posibilidades de reparar el motor se evaporan.

    Los seguros no cubren daños en el motor al conducir en zonas anegadas / Foto: PixaBay

    Y es que cuando un coche se sumerge, el agua penetra en el motor a través de las tomas de admisión eliminando la película que crea el baño de aceite al lubricar todas las piezas móviles, por ejemplo, los pistones. Al arrancar el motor, si lo hiciera que sería muy extraño, las piezas metálicas se rozan deformándose la capa de metal, lo cual encarece mucho más el coste de la reparación, si es que no tienes más remedio que cambiar el motor.

    Es por lo que se recomienda llevar el coche al taller sin ni siquiera probar a ver si arranca. Los talleres tienen medios para realizar una limpieza a fondo y asegurarse de que no queda agua dentro del motor. Los propietarios pueden solicitar la compensación por los daños ocasionados en el vehículo en un plazo máximo de dos años, valorándose los daños y el estado del coche al momento del desastre natura. En función de estas cuestiones, variará la compensación, que será material, es decir, se abonará, si es declarado como un siniestro total o se cubrirá el gasto de la reparación.

    Mucho ojo si te ves envuelto en una situación excepcional de catástrofes naturales, porque si el interior ha sido dañado en parte -por ejemplo, el salpicadero o solo el suelo y las banquetas de los asientos- el seguro cubrirá todas las piezas permanentes del coche, las que vengan instaladas de fábrica. En estas situaciones especiales también hay que tener cuidado adicional, porque el consorcio de compensación de seguros no cubrirá daños en el motor si éste se ha dañado por conducir vadeando ríos o en zonas anegadas, para lo que te hará falta un seguro a todo riesgo.