¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

La Renault Master de combustión se podrá convertir en eléctrica en 2023

La Renault Master de combustión se podrá convertir en eléctrica en 2023
Renault MasterRenault
Fran Romero
Fran Romero3 min. lectura

La marca del Rombo tiene importantes novedades para su modelo comercial más grande. La Renault Master, a la venta tanto en combustión como con una variante eléctrica Master Z.E., podrá convertirse en 100% eléctrica gracias al nuevo conjunto propulsor que los galos han desarrollado junto con Phoenix Mobility.

No todos los propietarios de vehículos comerciales de combustión tienen la posibilidad de acceder a un modelo completamente eléctrico. Sus costes son demasiado elevados como para dar el salto, pero los de Renault tienen un importante as en la manga para la Master. La furgoneta más grande de la marca francesa puede optar por una solución intermedia y más barata, un retrofit que permitirá la conversión de su forma de propulsión, de diésel a eléctrico.

Los galos han formalizado un acuerdo de cooperación con Phoenix Mobility para desarrollar un sistema que permite esta transformación. Renault tiene previsto poner en liza nada menos que un millar de estos sistemas antes de finales del próximo año 2023, aunque por lo pronto se encuentra en una fase de desarrollo conjunto antes de que alcance el mercado. Una estrategia que permitirá a los propietarios de diferentes generaciones de la Master acceder de una forma más económica a la versión Z.E.

Phoenix Mobility
Así es el retrofit de Phoenix Mobility para convertir las Renault Master diésel en eléctricas

El nuevo retrofit eléctrico llegará a más comerciales de Renault

Un ingenioso sistema del que, por ahora, no se conocen sus detalles técnicos, pero que promete ser un sistema más que compacto que también se montará en otros modelos en un futuro más lejano, como la Trafic. El fabricante, que ya ha transformado la planta francesa de Cléon en una sede para la fabricación de coches eléctricos a gran escala, ha designado otra de las plantas insignia para la producción de esta modernización, la factoría de Flins.

La renombrada «Re-Factory» será la encargada de producir las 1000 unidades del sistema eléctrico, que dispondrá de todos los elementos incluida la batería. Un paso adelante si tenemos en cuenta que los del Rombo están apostando seriamente por el hidrógeno y la pila de combustible para este tipo de modelos comerciales más pesados, y una oportunidad para esta factoría francesa antes de que abandone esta labor en 2024, cuando el complejo se convertirá en una planta de reciclaje para sistemas de economía circular.

La asociación con Phoenix Mobility es la primera colaboración entre un fabricante de automóviles y una prometedora empresa de nueva creación con el objetivo de lanzar una nueva oferta comercial en el mercado posventa, satisfaciendo así las necesidades de nuestros clientes de soluciones de movilidad más sostenibles y económicas, ha señalado François Delion, director de posventa del Grupo Renault.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!