¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renault mira al pasado y a sus venerados clásicos con The Originals Renault Services

    Renault mira al pasado y a sus venerados clásicos con The Originals Renault Services
    Certificado francés de Renault
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    Afortunadamente, cada vez más fabricantes van prestando servicios adicionales a los propietarios de modelos clásicos. Renault ha incorporado un servicio de documentación que permite darle más valor a los coches con información de fábrica, y a unos precios muy razonables.

    A veces, cuando se quiere recuperar un coche clásico de más de 30 años su estado no es precisamente el mejor, y toca restaurar. Puede llegar a pasar que ni la documentación se haya conservado, lo cual dificulta las cosas, pero no las hace imposibles. Por ejemplo, en España los coches se pueden convertir en históricos aunque se hayan perdido los papeles. Si es tu caso, esto te puede interesar.

    Renault ha decidido aportar su granito de arena, dando un servicio más al aficionado, ya que no parece que se vayan a hacer de oro con esto. La iniciativa se llama The Originals Renault Services y está disponible en varios idiomas, incluyendo el español. También se presta el servicio para los Alpine.

    Independientemente de que se trate de un coche fabricado en enormes números o de algo realmente escaso y especial, Renault facilita documentación oficial que no solo puede simplificar el papeleo, también fortalecer el valor de un clásico al demostrar su originalidad con el aval del fabricante. No es un proceso automático, pero tampoco es caro.

    Certificado internacional de Renault

    En primer lugar se puede obtener el justificante francés, que permite obtener un certificado de matriculación francés con mención «vehículo de colección», y que en España también puede servir para la catalogación de un modelo histórico tras traducirlo. Este documento recoge las características del coche cuando era nuevo.

    En su país natal, el documento simplifica el pasar la ITV, tener un seguro muy barato e incluso poder circular por zonas vedadas al tráfico normal de vehículos, como por ejemplo circular de día por París. Este documento se tarda en conseguir de cuatro a seis semanas, una vez abonados 75 euros.

    Más útil para el caso de los españoles es el justificante internacional, que se traduce en el idioma del solicitante. Su coste es exactamente el mismo, así como el plazo de obtención. Si deseamos obtener datos como cuándo se produjo, color original o los opcionales de fábrica, también se puede conseguir mediante el certificado de producción y datación.

    Certificado de producción y datación de Renault

    Este documento permite conocer de primera mano el modelo exacto, números de serie, fabricación, motor y caja de cambios, el color, neumáticos, potencia administrativa (si procede), número de asientos, opcionales y la fecha en la que salió de fábrica. Si el coche se conserva con todos sus componentes originales, la ventaja es doble.

    De esta forma, peritos y posibles compradores pueden asegurarse de que no les van a dar gato por liebre, algo especialmente importante en el caso de subastas de modelos muy especiales; todo eso aporta valor. Además, también es útil para restauraciones en las que se quiera dejar el coche tal y como debería estar, en el caso de que le falte algo.

    Este documento también cuesta 75 euros, pero se puede pedir en combinación con el justificante francés o internacional por 115 euros, equivalente a 35 euros de descuento. En el caso de que alguien quiera la documentación por la vía rápida, menos de dos semanas, cobran un suplemento de 40 euros. En el peor de los casos, sale todo por 155 euros.

    Así nos da la bienvenida la página web del museo

    Un museo virtual para conocer la historia de Renault

    Con la llegada de la pandemia los museos virtuales recibieron un nuevo empujón y más público del habitual. De esa experiencia se quedó un poso y Renault decidió digitalizar varios clásicos representativos de su historia. Los podéis encontrar en el museo virtual The Originals, y la iniciativa es muy similar a la de Citroën -incluso en el nombre-.

    Este museo es completamente gratuito y se puede visitar en español. No se trata de la habitual página web con fotos, se incluyen recreaciones en 3D de los coches y hasta la grabación de algunos de sus sonidos típicos. El año 2022 empezó con un fondo de 50 coches y cuando acabe serán prácticamente 80.

    Con un formato fresco y atractivo, muy pensado en las nuevas formas de consumir contenido, los visitantes podrán encontrar la información más relevante de los clásicos de Renault. No gastarán un euro, a menos que visiten la tienda online, y a partir de ahí es cosa de cada uno. El catálogo asciende a más de 400 productos.