¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2022Sam Sunderland y Nasser Al-Attiyah dejan el Dakar visto para sentencia

    Sam Sunderland y Nasser Al-Attiyah dejan el Dakar visto para sentencia
    Lucio Álvarez y Armand Monleón han terminado en segunda posición del día en la categoría de coches.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho9 min. lectura

    Sunderland firma una gran actuación y parte como gran favorito a la victoria final, mientras Van Beveren paga abrir pista.

    Nasser Al-Attiyah aprovecha la sanción de cinco minutos a Loeb para seguir aumentando su ventaja al frente de la clasificación.

    La undécima etapa de la 44.ª edición del Dakar ha dejado como favoritos a lograr el título a Sam Sunderland en la categoría de motos y Nasser Al-Attiyah en coches. Sunderland asaltaba el liderato de la general tras una actuación magistral en el día de hoy. Su inmediato perseguidor, el chileno Pablo Quintanilla, quedaba a una distancia de 6 minutos y 52 segundos. A Al-Attiyah le bastaba con no fallar. No solo no lo ha hecho, sino que se ha consolidado más si cabe en una posición que ocupa desde el comienzo de la competición. A pesar de todos sus esfuerzos, Sébastien Loeb volvía a perder hoy tiempo tras recibir una sanción de cinco minutos.

    Sam Sunderland finalizaba en segundo lugar la especial a sólo 4 segundos del vencedor del día, el argentino Kevin Benavides: «La carrera no termina hasta que ondea la bandera a cuadros. La navegación tiene un papel muy destacado en esta prueba, así que voy a seguir concentrado y dando el cien por cien, que es lo que van a hacer los demás. Todo el mundo se ha esforzado mucho, pero este año los tiempos están muy apretados. Voy a intentar hacer una etapa limpia mañana y espero que sirva para algo. No he sido el único que se ha tomado con calma la etapa de hoy para salir mañana en buena posición, pero mucha gente lo ha dado todo sin pensárselo dos veces. A lo mejor mi estrategia no era la correcta. Por ahora va todo bien e intentaremos que siga así mañana».

    Sam Sunderland y Nasser Al-Attiyah dejan el Dakar visto para sentencia
    Sam Sunderland está a un paso de conseguir su segundo 'Touareg', primero con GasGas.

    Pablo Quintanilla firmaba un sexto puesto, a 7 minutos y 40 segundos del mejor registro del día, tras perder tiempo en uno de los puntos de control. El resultado le permite mantener el segundo lugar en la general: «Fue un día importante que al final ha sido muy duro, creo que la etapa más dura de este Dakar. Ha habido muchas dunas al principio, muy blandas, algunas difíciles de franquear. Al final he hecho una buena especial, aunque he perdido tiempo buscando un 'waypoint'. Ha sido complicado y he atacado todo el día. Estoy contento con mi actuación desde el día de descanso. Hemos trabajado muy bien y tengo que dar las gracias al equipo por todo lo que han hecho. A seguir concentrados hasta el final».

    Adrien Van Beveren vivía la mayor decepción del día al perder el liderato y casi todas sus opciones al título. El francés pagaba abrir pista y acababa perdiendo muchísimo tiempo al tener problemas con la navegación. En estos momentos, se encuentra a 15 minutos y medio de la cabeza: «En el kilómetro 4, he buscado un 'waypoint' que no me salía abierto y no estoy seguro de que fuese el lugar correcto. Ahí he perdido mucho tiempo, me he puesto nervioso y he salido a por todas. Me he calentado un poco, así que me he relajado y he estado a punto de quedarme sin gasolina. El varapalo ha sido duro, pero lo he dado todo de verdad. Los que van por delante de mí no han perdonado, pero no me arrepiento de nada».

    Alexandre Giroud es otro piloto que acaricia el título con sus dedos. Lidera la general de quads con una ventaja de 2 horas, 41 minutos y 24 segundos sobre el argentino Francisco Moreno. El francés se mostraba muy emocionado con la posibilidad de ser mañana campeón y hacer historia: «Ahora hay que llevar el quad hasta la meta y sobre todo no cometer errores. He ido escuchando al cuadriciclo, mimándolo para que llegue hasta el final. En el Dakar uno habla mucho con su vehículo, desde el primer día, pero luego nunca te responde. Es muy importante porque en la categoría de quads no ha ganado todavía ningún francés, y además mi padre fue el primero que terminó el Dakar en quads hace 25 años».

    Lucio Álvarez ha sido uno de los protagonistas de la penúltima etapa al terminar segundo junto a Armand Monleón: «Estoy muy satisfecho de cómo ha ido la especial, por haber peleado de tú a tú con los pilotos oficiales y coches de fábrica. Además, hemos conseguido llegar a meta tras una avería que nos ha dejado sin segunda y tercera velocidad. Hemos tenido que tirar del uso del embrague en las dunas y pistas rotas en los últimos 40 kilómetros. Creo que hemos hecho un gran trabajo manteniendo el pulso a Sainz y a Loeb. Me hubiera gustado ganar la especial, pero estoy satisfecho con lo conseguido. Fue una etapa de las que me gustan y realmente lo disfrutamos. Hemos luchado contra todos los terrenos que te puedes encontrar en el Dakar».

    Nasser Al-Attiyah ha conseguido salvar el penúltimo escollo hacia su cuarto 'Touareg' y ya está a una sola etapa de conseguir un nuevo Dakar: «Ha sido una etapa muy difícil. Perder cuatro minutos con Seb, antes de su sanción, no es nada. Vamos por el buen camino, mañana la etapa es corta y hay que mantener el ritmo. Es muy importante ganar el Dakar. Hemos ido en cabeza desde el principio y hemos ido trabajándonos esta victoria. El Dakar no es fácil, pero tenemos mucha experiencia y no hace falta ganar todos los días. Nos embolsamos la primera etapa haciendo un buen tiempo y luego fuimos día a día manejando la ventaja hasta el día de descanso. Ahora toca ser prudentes. Hay que estar muy concentrados hasta cruzar la meta».

    Sébastien Loeb había sido segundo en primera instancia, pero una sanción de cinco minutos ha arruinado su etapa. De hecho, el francés ha terminado por detrás de Al-Attiyah: «Hemos hecho una buena especial, atacando de principio a fin sin cometer errores. Hicimos lo que pudimos. El tiempo marcado es bueno, pero no se puede competir con los Audi cuando van a por todas. Son muy rápidos desde hace varios días. Estamos donde podemos estar. Los minutos recortados no cambiaban nada, con la sanción menos. Sigo haciendo mi carrera y disfrutando con Fabian. Al llegar al rally, no sabíamos en qué puesto íbamos a quedar, así que un segundo puesto no está mal. Se ve que el coche está a la altura y eso está genial. Perdimos 37 minutos el segundo día por un problema mecánico, pero después hemos hecho buenas especiales».

    Fotos: ASO