¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Oficial: El Skoda Kodiaq RS biTDI sale de producción por el exceso de emisiones

    Oficial: El Skoda Kodiaq RS biTDI sale de producción por el exceso de emisiones
    Skoda Kodiaq RS TDI, adiós al SUV más potente de la marca checaSkoda
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Final infeliz para el Skoda Kodiaq RS. El SUV más deportivo y potente en la historia de la marca checa acaba de salir por la puerta de atrás, como ya anunciamos hace unos meses. Ya es oficial que la firma ha dejado de verde el modelo equipado con el potente diésel 2.0 BiTDI de 240 CV. Ahora, se abre un paréntesis sobre el futuro del modelo en el mercado.

    [Actualización] En España, el Skoda Kodiaq RS sigue a la venta en su versión de 170 CV, estando disponible tanto en el configurador de la marca española como los pedidos a fábrica. Fuentes consultadas apuntan que la versión que desaparece es la de 240 CV.

    Skoda ha cumplido su palabra de retirar al Kodiaq RS de los configuradores y de las listas de ventas de los concesionarios, un adiós prematuro para el que, incluso, no han esperado ni al final de primera parte de la vida comercial del modelo. Y es que aunque se está preparando un lavado de cara que veremos en 2021, la normativa de emisiones de CO2 no espera tanto tiempo.

    La firma checa prometió mantener el modelo en producción hasta otoño, a pesar de que Volkswagen retiró el motor diésel 2.0 BiTDI la semana 25 de 2020, esto es, el pasado mes de junio. Una circunstancia que no ha hecho más que aumentar la demanda del más potente de los Kodiaq que, en algunos mercados, se aumentaron los pedidos convirtiéndose en un modelo codicioso.

    Adiós a una de las enseñas de deportividad de Skoda, el Kodiaq RS a la espera de una solución

    Lo que ocurrirá a partir de ahora con el SUV deportivo es un misterio, a pesar de que sabemos que hará un recambio que hemos visto en pruebas parcialmente cubierto de camuflaje, por lo que entendemos que la marca prepara un recambio. Ahora bien, no será híbrido enchufable como el nuevo CUPRA Formentor, una posible solución que haría bajar las emisiones considerablemente, pero a la que responsables de la marca ya han apuntado casi con un rotundo no.

    Una solución posible sería apostar por el mismo motor de gasolina de los competidores del mismo grupo Volkswagen, el bloque de 2.0 litros TSI de 300 CV, pero parece que esta solución no termina de convencer a los checos. Más bien se decantan por el nuevo motor diésel 2.0 TSI EVO que ahora llega a una potencia máxima de 190 CV, pero sigue habiendo una importante diferencia de nada menos que 50 CV

    Los siguientes meses son clave para saber si Volkswagen permitirá un reajuste de este nuevo motor con una potencia máxima que se acerque, al menos, hasta la cifra del modelo que ha dejado el mercado, u opta por un cambio y se pasa a la gasolina, con unas prestaciones mucho más generosas y con una importante ganancia de 60 CV, pero con más emisiones de CO2. Un dilema que puede tener buen final si la firma comercializa los nuevos ENYAQ iV, que cuentan dobles en las emisiones y así poder compensar las cifras de más del gasolina.