¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Skoda Slavia, el roadster basado en el Scala, rueda en carreteras del Reino Unido

    Skoda Slavia, el roadster basado en el Scala diseñado y fabricado por estudiantesSkoda

    Es uno de los one-off más atractivos que la escuela de aprendices de Skoda ha concebido en los últimos años. A pesar de que muchas de estas propuestas son maquetas no funcionales, el roadster basado en el Skoda Scala sí ha salido a carretera, en una pista de pruebas secreta en Reino Unido.

    Hay muchos concept cars que no son funcionales, son maquetas que sirven para crear diseños e inspirar estilos o detalles, y en los que un desplazamiento no es necesario. El caso del Skoda Slavia es particular, porque en lugar de ser una maqueta en la que los aprendices de la marca checa, han sabido demostrar sus posibilidades como diseñadores, se trata de un prototipo funcional que ha pisado el asfalto.

    Hace tan solo unas semanas que este one-off tan especial basado en el Skoda Scala, se trasladó a una pista de pruebas en Reino Unido, el complejo de Millbrook situado al norte de Londres donde se realizan ensayos de diferentes marcas muy lejos de los indiscretos fotógrafos, con largas carreteras entre frondosos bosques. El exclusivo Skoda se ha lucido en el circuito «Hill Route», un tramo de 6,5 kilómetros de longitud con pendientes del 6,5% al ​​26%.

    La vista posterior del Skoda Slavia, un ejercicio de diseño elegante y deportivo

    El Skoda Slavia es un roadster muy deportivo, que no llegará a la producción en serie

    En ese asfalto, el Slavia se ha dejado probar. El concept, que no llegará a la producción en serie, utiliza un nombre con 125 años de historia a cuestas y que no se ha utilizado en ningún otro modelo del fabricante de Mladá Boleslav desde que en 1896 sirviese para que los fundadores de la marca, Václav Laurin y Václav Klement, vendieran bicicletas, lo que da más exclusividad todavía al spider.

    Solo el diseño frontal y de la parte posterior ligan al Slavia con el Scala. El compacto de cinco puertas ha perdido toda la parte superior para transformarse en un deportivo roadster, un moderno biplaza con una carcasa que cubre también toda la parte del habitáculo de las plazas traseras, un elemento que suma el atractivo de las «jorobas» tras los reposacabezas de los asientos deportivos y también actúa como canalizador aerodinámico.

    El vanguardista biplaza, heredero del 1100 OHC de 1957, presenta detalles especiales más deportivos como los faldones laterales, el spoiler trasero pintado en negro o las llantas de aleación de 20 pulgadas del Kodiaq RS. Un complemento para el potente motor de gasolina de 1.5 litros TSI de 150 CV que está asociado al cambio automático de doble embrague y 7 velocidades DSG. Los afortunados probadores también han gozado de un sonido más notable, el de un sistema de escape modificado especialmente para el modelo.