¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Songsan Motors SS Dolphin: una copia descarada del Chevrolet Corvette C1 con mecánica híbrida

    Songsan Motors SS Dolphin: una copia descarada del Chevrolet Corvette C1 con mecánica híbrida
    15
    Songsan Motors SS DolphinNewspress
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera4 min. lectura

    Una de las presentaciones más llamativas del reciente Salón del Automóvil de Pekín 2020 ha sido el Songsan Motors SS Dolphin, un vehículo híbrido de 319 CV cuya carrocería imita por completo la del Chevrolet Corvette de 1958. Lo peculiar es que no se trata de un one-off o réplica al uso, sino de un verdadero modelo de producción en masa moderno.

    Es evidente que la industria del automóvil china ha evolucionado considerablemente en los últimos años y hoy cuenta con una oferta muy madura en la que podemos encontrar numerosas opciones de gran calidad y muchísimas más alternativas que en cualquier otro mercado del mundo. Como por ejemplo, su oferta eléctrica, donde encontramos docenas de modelos en múltiples segmentos. Pues a pesar de que en Occidente prácticamente no se hable del mercado eléctrico chino, lo cierto es que este es mucho mayor y más avanzado que los mercados occidentales con mayor demanda de vehículos enchufables.

    Por lo que ya es más habitual hablar de alta tecnología cuando nos estamos refiriendo al mercado chino, ya que no solo encontramos multitud de proyectos interesantes, sino también originales. No como en el pasado reciente, cuando prácticamente solo hablábamos de China para señalar las flagrantes copias que hacían esos fabricantes de los productos europeos y estadounidenses. ¿Eso significa que se acabó la época de las copias chinas? La respuesta es no y el nuevo Songsan Motors SS Dolphin es buen ejemplo de ello.

    Este fabricante también tiene su propia versión de la Volkswagen Kombi.

    El nuevo Songsan Motors SS Dolphin es uno de esos modelos que han sido diseñados a base de calcar hasta el más mínimo detalle de un producto occidental, aunque en esta ocasión se trata de un modelo muy particular, el Chevrolet Corvette C1 o la primera generación del modelo en su versión de 1958, cuando estrenó la estética de doble faro delantera.

    Al parecer, los responsables de esta marca son grandes aficionados al deportivo clásico estadounidense y han decidido emplear sus líneas y formas en su nuevo modelo. Este va a estar disponible con carrocería coupé o abierta de tipo roadster. Va a montar un moderno esquema mecánico híbrido compuesto por un motor de 1.5 litros turboalimentado asociado a un pequeño motor eléctrico para alcanzar una potencia total combinada de 319 CV (315 hp) y 535 Nm de par máximo. El motor eléctrico se alimenta por unas baterías de 16 kWh y según el fabricante cuenta con una autonomía máxima de 550 kilómetros si combinamos sus dos propulsores. Además es bastante rápido, pues anuncian una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h de solo 4.9 segundos.

    Aunque más llamativo que sus especificaciones es su particular diseño, pues aunque copia hasta el más mínimo detalle del Chevrolet Corvette clásico, lo curioso es que no respeta sus proporciones, puesto que la plataforma en la que se asienta tiene unas medidas completamente distintas a las del deportivo original, lo que se deja notar sobre todo en la batalla y los enormes voladizos que podemos ver en la vista lateral. Por lo que simplemente se limitaron a trasplantar los rasgos del modelo a una carrocería con un tamaño muy distinto. De ahí que cuente con el extraño aspecto que podemos ver en estas primeras imágenes. Su nombre también está inspirado en el mundo náutico, como el Corvette (corbeta en inglés), pues SS Dolphin era el nombre de un barco real, que fue fabricado en Alemania para una compañía israelí.

    Songsan Motors SS Dolphin: una copia descarada del Chevrolet Corvette C1 con mecánica híbrida