¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2022Sunderland y Al-Attiyah disfrutan de su victoria en el Dakar

    Sunderland y Al-Attiyah disfrutan de su victoria en el Dakar
    Sam Sunderland celebra su segundo Dakar en motos, primero de la mano de GasGas.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho9 min. lectura

    Sam Sunderland consigue la victoria final en motos tras una semana en la que cinco pilotos tuvieron opciones.

    Nasser Al-Attiyah hace valer la ventaja obtenida en la etapa 1 para conseguir su cuarto Dakar, el segundo con Toyota.

    La 44.ª edición del Rally Dakar ha llegado a su fin tras la disputa de la etapa 12. Sam Sunderland se ha coronado campeón en motos. Pablo Quintanilla no ha podido recortar la distancia que le separaba del británico, a pesar de lograr la victoria en la última especial del campeonato, y ha tenido que conformarse con el segundo puesto. El podio final llo ha completado el austriaco Matthias Walkner. No ha habido sorpresa de última hora en coches. Nasser Al-Attiyah se ha hecho con un Dakar que se le había puesto de cara desde las primeras etapas. Sébastien Loeb no ha podido luchar contra el de Toyota y tiene que conformarse con el segundo puesto. Completa el podio de la categoría el saudí Yazeed Al-Rajhi.

    Sam Sunderland ha conseguido un nuevo Dakar que se suma al que lograra en 2017. Se marcha de Arabia Saudí además con una victoria de especial más en su palmarés, la que lograra en la etapa 8. El 'motard' se mostraba exultante tras llegar a meta: «Estoy muy contento. Estas últimas etapas han sido difíciles y estresantes, por la navegación. Era tan complicadas y, por momentos, no iba bien. A veces pensaba que me iba a explotar la cabeza. En los últimos diez minutos ni siquiera estaba seguro de que fuera a ganar. Cuando me oigo decir que acabo de ganar mi segundo Dakar, me emociono… es un sueño hecho realidad. Este año no he realizado mi mejor temporada, pero cuando se gana el Dakar es porque uno se lo ha ganado Estoy muy feliz».

    Pablo Quintanilla ha tenido que conformarse con el segundo puesto al final, a una distancia de 3 minutos y 27 segundos del liderato, a pesar de haberlo dado todo en la última jornada: «La carrera ha sido muy difícil y lo he dado todo. Es un buen resultado para mí con un nuevo equipo. Hemos luchado desde el principio. Ha sido duro a nivel físico y mental, pero estoy muy contento con mis resultados durante la carrera. Quisiera agradecer a todo el equipo su increíble trabajo a lo largo de las dos semanas. También a todos los que me apoyan, sobre todo los chilenos que siempre me escriben. Pienso que ha sido mi Dakar más estresante. La segunda semana ha estado marcada por la estrategia y ha sido difícil. Lo más importante es dar lo mejor de uno mismo. A veces se gana y otras no».

    Matthias Walkner se mostraba muy satisfecho con su rendimiento tras el fin de la competición. El austriaco completaba el podio de una categoría que ha mantenido en vilo a los seguidores del rally hasta el final: «Si alguien me hubiera garantizado entrar en el 'top 3' antes del rally, hubiera firmado. Pueden pasar muchas cosas en pista y son muchas horas con la moto. Kevin Benavides ha tenido problemas, Daniel Sanders sufrió una caída. Puede pasar cualquier cosa. Siempre hay momentos buenos y malos, así que al final estoy contento de que todo haya ido tan bien, aunque resultara estresante. Hemos quedado primero y tercero con una moto nueva, lo que está muy bien. Voy a celebrar este podio que casi sabe a victoria. Lo he dado todo durante las 12 etapas».

    Nasser Al-Attiyah ya es campeón de su cuarto Dakar tras una competición casi perfecta en la que apenas ha cometido errores: «Ha sido un Dakar increíble para nosotros. Nuestra última victoria se remonta a 2019 y estamos satisfechos con el nuevo reglamento T1+. Matthieu y yo hemos realizado un buen trabajo y logramos la victoria. Durante dos años en Arabia Saudí hemos quedado segundos, así que estamos contentos de haberlo conseguido este año. Toyota Gazoo Racing ha realizado un excelente trabajo al desarrollar este coche nuevo en un año. No hemos tenido ni un solo problema a lo largo de la carrera. Desde el primer día hemos sacado tiempo y luego hemos sabido gestionar la ventaja. Estamos muy contentos. Creo que de aquí a una semana o diez días empezaremos a pensar en el próximo Dakar».

    Sébastien Loeb no ha podido llevar a cabo una remontada que, desde el comienzo, se antojaba muy difícil. El francés ha luchado hasta el último momento, pero debe conformarse de nuevo con la segunda posición de la general, como ya le ocurriera en 2017: «Creo que hemos realizado un buen rally. Tuvimos un problema al principio y con las diferencias de tiempo que se han dado, no pudimos recuperarlo. Intentamos atacar durante toda la prueba, así que tampoco es que se nos pueda reprochar nada. Forma parte del juego. Es un deporte de motor y hay que aceptarlo. Solo pudimos arañar algo de tiempo. Nasser cuenta con muchísima experiencia y un copiloto que no comete muchos errores, así que ha gestionado bien la carrera. Pese a todo he disfrutado mucho, porque cada vez que lográbamos sacarle algo de tiempo, nos poníamos contentos».

    Yazeed Al-Rajhi ha cerrado el podio de la categoría consiguiendo así su mejor resultado en un Dakar. El saudí ha hecho una magnifica actuación ante su público. Se mostraba feliz y agradecido por ello al finalizar la competición: «Estoy muy contento y quisiera dar las gracias a los que me acompañan: a mi equipo, a los mecánicos, a Jean-Marc Fortin, pero también a los organizadores que dominan mucho el tema. Consigo subir al podio, pero lo más importante es que todos los competidores han podido disfrutar de la carrera en Arabia Saudí. Estoy también muy contento por los espectadores que han podido vernos y, por supuesto, también por este primer podio. Si Dios quiere, ya no nos bajaremos de él».

    'Chaleco' López se ha proclamado de nuevo campeón del Dakar, en esta ocasión en la categoría T3, por delante de Sebastian Ericksson y Cristina Gutiérrez: «He sido muy conservador. Fuimos de menos a más. Es una carrera de resistencia. Pudimos hacer una buena navegación y no tuvimos mucho problema, no perdimos tiempo. Finalmente, esta competencia la gana el más constante, el que tuvo menos problemas. Fuimos el equipo que, de lejos, fue más constante. No rompimos, hicimos un buen trabajo y eso nos hizo vencer. El año pasado fue diferente, porque fuimos atacando, atacando, atacando. Ahora fuimos conservando que es muy diferente. Otra forma de administrar la competencia, pero finalmente lo disfrutamos igual».

    Fotos: ASO