¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Tesla Model S vs. Lucid Air Dream. Continúa la guerra por el eléctrico más rápido y potente

    Tesla Model S y Lucid AirVarios

    La confirmación de las primeras cifras estimadas del nuevo Tesla Model S Plaid no son sino el enésimo capítulo de la guerra fría que mantienen los nuevos fabricantes de vehículos eléctricos por el liderazgo mediático del segmento. Ofrecer el vehículo eléctrico más potente, más rápido y con más autonomía del mercado.

    Aunque no ha pasado tanto tiempo, pocos recuerdan que gran parte del protagonismo mediático que Tesla disfruta hoy se comenzó a gestar con la guerra dialéctica y de producto que mantuvieron Elon Musk y Henrik Fisker al principio de esta década, cuando Tesla Motors y Fisker Automotive eran tan solo dos jóvenes compañías que trataban de lanzar su primer vehículo eléctrico de producción masiva, los Tesla Model S y Fisker Karma.

    Todos sabemos como acabó aquel enfrentamiento en las redes, con la quiebra de Fisker debido a diversos problemas, como fue el caso de la quiebra de su fabricante de baterías, A123, o el incendio en el puerto de Newark, en la que se perdió una pequeña flota de unidades del Karma. Aunque estos fueron tan solo algunos de los sucesos que precipitaron la caída de la compañía original de Henrik Fisker, pues las causas principales las podemos encontrar en la ausencia de la tan ansiada financiación que sí obtuvo Tesla, o el fatídico error de apostar por una tecnología de resultados tan pobres como los primeros eléctricos de rango extendido, que a pesar de su elevado precio no ofrecen el rendimiento de un eléctrico puro de última generación como el Model S.

    Lucid Air Dream Edition.

    La desaparición de Fisker no supuso que acabara la guerra, simplemente han cambiado los protagonistas, a los que también se ha vuelto a sumar recientemente Henrik Fisker con su nueva compañía. Fisker Inc. De todos los proyectos anunciados como Tesla-killers, que no han sido precisamente pocos en los últimos años, el único que parece estar realmente ofreciendo un rival a la medida Model S es el de Lucid Motors, otra start-up con sede en California y fuerte respaldo económico que ya ha presentado la versión de producción de su primer modelo, el Lucid Air 2021.

    La llegada de este nuevo sedán eléctrico parece haber sido el acicate para que los chicos de Tesla se hayan puesto las pilas al fin y decidido anunciar la nueva variante estrella de la gama, el esperadísimo Tesla Model S Plaid, en un claro intento de recuperar el protagonismo mediático robado por Lucid Motors en las últimas semanas con las impresionantes prestaciones y rendimiento de su primer modelo. Este se ha coronado como el eléctrico más capaz del mercado en aspectos como la potencia, aceleración o autonomía. Donde presenta cifras récord.

    En la reciente conferencia Battery Day de Tesla fueron anunciadas muchas novedades del fabricante de Fremont, pero ninguna de ellas lista para entrar en producción, pues se trata de simples anuncios de proyectos activos que aún tienen que culminar su desarrollo. Por lo que una presentación tan anticipada como esta no tiene mucho sentido, a menos que solo trates de llamar la atención de los medios. Entre estas novedades se encontraba el largamente esperado Tesla Model S Plaid, la futura versión más potente de la gama y estandarte de la marca californiana, de la que fueron anunciadas sus primeras cifras durante dicha conferencia.

    Captura de pantalla del configurador del Tesla Model S Plaid.

    A pesar de que las especificaciones anunciadas del Model S Plaid son espectaculares, lo cierto es que nos llama mucho más la atención que la marca decidiera escoger ese evento para hacer un anuncio semejante, pues lo cierto es que Tesla tan solo ha revelado las cifras estimadas del modelo. Síntoma inequívoco de que esta versión aún está en desarrollo y por eso todavía no disponen de sus cifras finales. No menos curioso resulta que la marca haya revelado cifras como la potencia, que raramente suele publicar y mucho menos mencionarla en las presentaciones de la mayoría de sus modelos.

    Por lo que nos parece evidente que esta presentación fue tan solo una puesta en escena para tratar de generar titulares y robar protagonismo al nuevo Lucid Air, arrebatándole virtualmente la corona de vehículo eléctrico más potente y rápido del mercado. A pesar de que ni la propia Tesla tiene cifras finales que dar de esa versión.

    Las propias especificaciones anunciadas por Tesla son otra pista de las verdaderas intenciones de la compañía con este anuncio, pues al contrario de lo que suelen hacer en otras ocasiones, Elon Musk ha revelado cifras estimadas en aquellos apartados en los que precisamente destaca el modelo de su rival, como la potencia, aceleración, velocidad máxima y autonomía. De hecho, el nuevo modelo de Tesla ya puede ser reservado, a pesar de que, evidentemente, su desarrollo aún no ha concluido, por lo que también tenemos su precio en la mayoría de mercados. Curiosamente cifras muy parecidas, 134.490 $ en Estados Unidos o 139.990 € en Europa.

    El Tesla Model S Plaid (o lo que sea ese engendro) en Nürburgring.

    Si nos fijamos en los propios números anunciados también encontramos una relación directa con los de la versión más potente y capaz del sedán de Lucid Motors, pues las cifras del nuevo Model S Plaid son solo ligeramente superiores a las cifras oficiales del Lucid Dream Edition. Es como si Tesla hubiera fabricado sus especificaciones estimadas en función de las de su rival, para poder anunciar una versión mejor y más capaz. De hecho, una de las cifras anunciadas por Musk ese día es tremendamente curiosa, pues al parecer, solo tres días antes de la conferencia, Tesla llevó al circuito de Laguna Seca un prototipo del Model S Plaid, donde no solo mejoró el crono recientemente anunciado por el Lucid Air en unos 3 segundos, sino que también mejoró su propia marca en 6.2 segundos. Ya que el anterior poseedor del récord era un prototipo anterior del Model S Plaid. Es evidente cuánto ha evolucionado este modelo en el último año, aunque seguimos sin saber qué tiempo lograron en Nürburgring los extraños prototipos hipertrofiados de esta versión, como el que aparece en la imagen superior.

    Tabla comparativa

    *Cifras de Tesla estimadas para su homologación en EEUU.

    Como podemos ver en la tabla superior, los datos estimados que han sido anunciados del Model S Plaid son sospechosamente similares a los de su rival y parecen fabricados a medida para la ocasión. Se conoce desde hace más de un año la existencia de esta versión del Model S, ¿por qué presentarla ahora, cuando es evidente que sigue sin estar lista? El lanzamiento del modelo ha sido anunciado para un momento indeterminado de 2021, por lo que sus rivales tienen tiempo de sobra para anunciar nuevas mejoras y actualizaciones que superen sus cifras. Además, la imagen de esta versión que podemos encontrar en el configurador de la marca es la misma empleada en las otras versiones disponibles, a pesar de que los prototipos del Model S Plaid contaban con ejes claramente ensanchados. Por lo que es evidente que el modelo no está suficientemente maduro y es muy posible que cambie algo su versión de producción final, a pesar de haber sido vistos ya numerosos prototipos en la calle.