¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Tesla no aconseja practicar el tuning con el Model S

    Tesla advierte que modificar el Model S con artículos aftermarket pueden provocar que el vehículo no funcione correctamente tanto en materia de seguridad como en prestaciones. Elon Musk señala que modificar vehículos eléctricos como el Tesla Model S con productos aftermarket puede perjudicar la experiencia del propietario y consecuentemente el prestigio del fabricante.

    El tuning es una cultura dentro de algunos círculos de aficionados al automóvil. Puede que sea de mayor o menor gusto dependiendo de la apreciación de cada uno pero a veces el hacer nuestro vehículo más "atractivo" mediante añadidos del mercado aftermarket o artesanal puede modificar las prestaciones, para bien o para mal.

    Modificar tu vehículo eléctrico pruede provocar un funcionamiento no correcto del mismo.

    En el caso de los vehículos eléctricos, Tesla hace un llamamiento desaconsejando modificar el Model S ya que según ha declarado puede ser perjudicial tanto para el propio propietario como para el fabricante.

    " Si nuestros propietarios de vehículos personalizan nuestros vehículos o cambian la infraestructura de carga con productos aftermarket, el vehículo puede no funcionar correctamente, lo que podría perjudicar a nuestro negocio ".

    Los vehículos en general, pero sobretodo los eléctricos, dependen de un equilibrio interno para funcionar de una manera eficiente. Por ejemplo, aumentar el peso, colocar llantas de más pulgadas o empeorar la aerodinámica repercute en un aumento de consumo que en el caso de los eléctricos es bastante sensible provocando una perdida de la autonomía.

    Así se ve el GTX de Saleen basado en el Tesla Model S.

    Algunos de los propietarios de un Model S han cambiado las llantas e incluso los neumáticos. Pero no solo son prestaciones las que podemos perder. Tesla ha observado que algunos propietarios han instalado asientos que modifican la posición del conductor pudiendo verse comprometida la eficacia de los airbags y otros sistemas de seguridad. También ha visto sistemas de sonido más potentes instalados en su berlina que según afirma el fabricante podría afectar al sistema eléctrico del vehículo.

    Por último, Tesla advierte que tales producots no han sido testados por sus ingenieros y que para modificar el Model S habría que hacerlo con extremo cuidado ya que de hacerlo sin conocimientos hay riesgo de provocar una descarga eléctrica a la persona que manipule el vehículo.

    Fuente: Autoevolution

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto