¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarExigente primer test para Nico Hülkenberg, liderado por el debutante David Malukas

    Exigente primer test para Nico Hülkenberg, liderado por el debutante David Malukas
    Hülkenberg sale a pista para completar algunas de sus 108 vueltasIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández8 min. lectura

    El piloto alemán completó 108 vueltas y se quedó a un segundo del mejor tiempo de la jornada.

    Hülkenberg sufrió con la falta de dirección asistida y el calor, pero acabó contento con su actuación.

    Malukas superó en tres décimas a Ryan Hunter-Reay en el que era también su primer test en la categoría.

    La última semana de octubre empezó con un importante test de IndyCar en el Barber Motorsports Park, con cuatro equipos y cinco pilotos presentes. Con la presencia de un único veterano, esta prueba sirvió como una buena experiencia adicional para los potenciales novatos de 2022. Dos de ellos disputaban su primer test al volante de un IndyCar y fueron los más destacados de la jornada: David Malukas, que obtuvo el mejor tiempo, y Nico Hülkenberg, en una prueba explorativa con McLaren SP que no trae aparejada por ahora una oportunidad competitiva en un posible tercer coche.

    La veracidad de los tiempos en estos test está siempre condicionada por las diferentes horas de rodaje, tandas, uso de neumáticos y de 'push to pass'. Con todo ello en mente, Malukas firmó el mejor tiempo de la jornada tras 136 vueltas en el coche #18 de Dale Coyne Racing. Su 1:06.398 le dejó a ocho décimas del mejor crono del Gran Premio de Alabama el pasado mes de abril, lo que le habría bastado para clasificar entre los 12 mejores. El piloto estadounidense terminó seis décimas por delante de Kyle Kirkwood, quien le batió por el título de Indy Lights, y que disputaba su segundo test en el #26 de Andretti Autosport.

    Malukas lideró con autoridad en su primer día en un IR18 / @ IndyCar Media

    Los rumores que sitúan a Malukas al volante del #18 en lugar de Ed Jones se han visto potenciados por la presencia en su coche de los logos de HMD Motorsports, el equipo de Indy Lights propiedad de su padre que busca alinearse con la formación que le contrate, y que alimenta a su vez la posible salida de los actuales co-propietarios Vasser Sullivan rumbo a otro equipo. El propio piloto así lo considera: «Todas las flechas apuntan a Dale Coyne, y después de este test, parece una decisión asegurada. Hemos analizado otras ofertas y equipos diferentes, y este parece el mejor en general. Me han ayudado como ningún otro, y estoy más que contento con ellos. Aquí es donde todo empieza, y ahora hay que dar el máximo, pero acabar primero es algo que potencia mi confianza».

    De forma esperable, Hülkenberg fue el menos veloz de los cinco competidores en el coche #7 ocupado habitualmente por Felix Rosenqvist, y el único que no bajó de 1:07, con un mejor tiempo de 1:07.454, a algo más de un segundo de Malukas después de completar 108 vueltas. Tras más de una década al volante de coches de Fórmula 1, la adaptación del piloto alemán al manejo de un IndyCar encontró las dificultades habituales, siendo especialmente exigente para él las mayores temperaturas en el habitáculo con el Aeroscreen y, sobre todo, la ausencia de la dirección asistida. Un hecho que los principales protagonistas han dejado entrever de forma más o menos evidente en sus declaraciones.

    «Puedo confirmar que la dirección de estos coches es monstruosa. ¡Tengo que ir más al gimnasio!», aseguró el alemán en declaraciones a RACER. «Siempre es diferente cuando lo experimentas por ti mismo, pero la fuerzas al girar son muy impresionantes, muy duras. Las fuerzas G siguen estando ahí, aunque no sean tan extremas como en la F1, y combinado con la dirección lo hace un coche muy físico. (...) Ha pasado un año desde que he estado en un coche, así que volver ha sido agradable. Todo es muy diferente a un coche de Fórmula 1: la sensación general, el sonido, la posición del asiento... (Adaptarse) llevó toda la mañana.

    «Tuve algunos problemas con el Aeroscreen por la mañana, porque no entra mucho aire. Fue un poco complicado y difícil sentirse muy contento en el coche desde el punto de vista físico», continuó Hülkenberg, al que su equipo hizo pasar por todas las situaciones posibles de gasolina y neumáticos con temperaturas que oscilaron entre los 18 y los 26 grados. «Pasado el mediodía habíamos hecho buenos progresos, estaba más en el ritmo, y los tiempos empezaron a llegar. Ha sido un día exitoso desde mi punto de vista y estoy contento de haber tenido la oportunidad. El equipo es muy profesional, diría que muy estilo F1 por como se trabaja y por las comunicaciones».

    El segundo mejor tiempo del día, a tres décimas de Malukas y sin usar push-to-pass, fue para el veterano Ryan Hunter-Reay en el coche #20 de Ed Carpenter Racing, habitualmente ocupado por Conor Daly en los circuitos y por el jefe Ed Carpenter en los óvalos. Este estatus, según ha confirmado el propio Carpenter, continuará en 2022 independientemente del piloto que termine al volante, una terna en la que Hunter-Reay y Daly comparten opciones con un Oliver Askew que ya corrió con el equipo este año en Road America como sustituto de emergencia.

    Inicialmente este test debía contar con la presencia de Logan Sargeant al volante de un coche de A. J. Foyt Racing, pero el piloto de Fórmula 3 canceló la que habría sido su primera experiencia en un IndyCar tras ingresar en la academia de Williams, lo que traerá consigo un asiento en F2. De este modo, el equipo Andretti completó la participación en este test con Kirkwood y Devlin DeFrancesco, ambos en su segunda prueba tras debutar en Mid-Ohio este mes. Aunque no se han conocido muchos detalles, sorprendió ver a DeFrancesco, que solo ha sumado dos podios este año, con un tiempo dos décimas mejor que el campeón de Indy Lights.

    Tanto Kirkwood como Malukas, que ganaron 16 de las 20 carreras de Indy Lights en 2021, volverán a subirse a un IndyCar este viernes en la variante GP de Indianápolis como parte del premio por terminar en los tres primeros puestos de la categoría inferior. El primero continuará con un Andretti Autosport que sigue buscando avenidas para alinearle a falta de que se resuelva la incógnita de Colton Herta, mientras que Malukas ha llegado a un acuerdo con el todopoderoso Team Penske para una prueba que completará el tercer clasificado, Linus Lundqvist, en su caso en otro coche de Andretti.

    RESULTADOS DEL TEST PRIVADO DE INDYCAR EN BARBER

    Fotos: IndyCar Media