¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El primer Toyota GR Day reunió el presente y pasado deportivo de la marca en el Circuito del Jarama

    El primer Toyota GR Day reunió el presente y pasado deportivo de la marca en el Circuito del Jarama
    27
    Javier Costas
    Javier Costas8 min. lectura

    El sábado se dieron cita los aficionados a la marca japonesa en el templo madrileño del motor, el Circuito del Jarama. La asistencia fue de 1.600 personas, con una representación de los deportivos actuales de Toyota y varios modelos clásicos de particulares.

    En el plazo de pocos años, de 1999 a 2009, Toyota puso la deportividad como una de sus últimas prioridades. Con el paso de los años eso ha ido cambiando, por lo que han vuelto los modelos deportivos, se han inscrito en varias competiciones internacionales y buscan reforzar esa imagen de marca que también hace coches deportivos, no solo híbridos y coches familiares.

    El sábado se celebró en el Circuito del Jarama el primer Toyota GR Day en España, un evento que reunió a aficionados y clientes de la marca. Tuvo más éxito la convocatoria de coches apuntados a entrar en la pista -en formato «track-day»- que la de exposición estática de modelos clásicos. El aforo estaba limitado, en un mundo sin COVID habríamos visto mayor asistencia.

    Los visitantes no solo pudieron ver el nuevo GR 86 (eso sí, camuflado), el GR Yaris RZ para la Iberian Cup, el GR Supra Jarama Racetrack Edition y GT4 Concept, y multitud de GR Yaris. También había algunos Supra, Celica y MR2 clásicos, hasta se pudo ver un Corolla Levin AE86 y un Corolla GT-S, toda una rareza en la Península. No faltaron tampoco varios GT86 y versiones GR Sport de Corolla, C-HR y Yaris.

    Actividades del GR Day

    La organización dejó previstos varios espacios para los asistentes, tal vez dimensionados para mucho más público. Además de la cafetería «oficial» del Jarama, hubo un par de furgonetas con refrescos, zona de simulación Gran Turismo de Playstation, exposición estática en paddock, un circuito de eslalom para fundir la adrenalina, pista de Scalextric de seis carriles, exposición de boutique, tandas libres e incluso una «vuelta lenta».

    GR viene de Gazoo Racing, el paraguas bajo el que se lleva toda la parte competición de Toyota y modelos deportivos/aspiracionales

    Todos los asistentes a la concentración y tandas se realizaron una foto de familia en la recta del circuito, a lo que siguió una vuelta lenta por pista, prácticamente de segunda al ralentí, sin el menor incidente. En las tandas solo hubo que lamentar daños leves por alguna salida de pista, nada fuera de lo habitual en un circuito.

    Las tandas estuvieron fuertemente dominadas por los GR Yaris, un modelo que está teniendo un relativo éxito en un mercado tan contraído y donde poco hueco hay para coches pequeños con motores muy potentes. Había multitud de GR Yaris con el Circuit Pack, opción que sube el precio en 6.000 euros. Los GR Sport no entraron en pista salvo para la «vuelta lenta», pero uno se podía desahogar en el karting permanente del circuito.

    Las condiciones climatológicas no eran las más propensas para llenar el circuito hasta los topes, a pesar del esfuerzo de los organizadores, Toyota España y 8000 vueltas. Afortunadamente, la lluvia respetó la pista y no se acumuló agua suficiente como para amargar la fiesta. El drenaje del asfalto hizo su trabajo.

    Algunos invitados se sentaron en el asiento derecho de GR Yaris y GR Supra para comprobar qué significan esas siglas a la izquierda del nombre de un modelo, palabras mayores con un piloto experimentado al volante. Hay que recordar que el GR Yaris es el primer deportivo genuinamente Toyota que ha aparecido en 20 años, ya que tanto GR Supra como GT86 se han hecho en colaboración con BMW y Subaru, respectivamente.

    En cualquier caso, todos los modelos GR son muy capaces para sacar sonrisas y sudar adrenalina en un entorno tan exigente como un circuito, pese a ser coches de calle. En competiciones oficiales han corrido coches en el Jarama muy inferiores en prestaciones y que no se podían matricular; estos sí.

    Toyota GR86, el reemplazo generacional del GT86

    Un Toyota GR Supra muy especial, el Jarama Racetrack Edition

    Los medios de comunicación tuvimos la posibilidad de probar con muy poca diferencia de tiempo los GR Yaris, GR Supra 3.0 y GR Supra 2.0. Estos tres modelos ya habían sido presentados en circuito a la prensa nacional en el mismo circuito. La única primicia, el GR Supra Jarama Racetrack Edition, solo estuvo en presentación estática.

    Se trata de una edición especial limitada a 90 unidades en todo el mundo. A España solo llegan dos, uno es de Toyota España y el otro caerá en manos de un afortunado. Se distingue por la pintura Azul Horizon, llantas negro mate de 19" y pinzas de freno rojas.

    En el interior encontramos tapicería Alcantara negra con costuras azules y el logotipo del circuito en inserciones de fibra de carbono. Le acompañan accesorios de Café Leather en forma de bolsas y etiquetas de viaje, un llavero y un par de guantes. Es el GR Supra más elitista puesto a la venta en España y estará muy cotizado en el futuro.

    Toyota GR Supra Jarama Racetrack Edition

    En definitiva, la marca japonesa está recuperando merecidamente el prestigio deportivo perdido, tanto en las competiciones donde participa como a nivel de coches deportivos que se pueden comprar en sus exposiciones. Si bien la apuesta por los híbridos no ha decaído en absoluto -es más, se ha intensificado-, deportividad y responsabilidad pueden convivir.

    Toyota ahora mismo es de los pocos fabricantes que se pueden permitir el lujo de vender ciertos modelos de «altas» emisiones de CO2 porque se compensa de sobra con todos los híbridos de bajas emisiones. En la carrera hacia el coche eléctrico van rezagados, esa es otra. Si han podido recuperar prestigio deportivo, podrán también hacerse más eléctricos.

    El que firma estas líneas se despide con una reflexión, y es que debería haber más eventos de este tipo en España. Ya que solo se puede correr y disfrutar a tope máquinas de este tipo en los circuitos, más fabricantes deberían aprovechar las pistas que tenemos en España -muy buenas, todo sea dicho- para el deleite de sus aficionados y clientes que gastan su dinero en este tipo de coches.

    Fuente:

    El primer Toyota GR Day reunió el presente y pasado deportivo de la marca en el Circuito del Jarama