¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Toyota Urban Cruiser, el crossover japonés llegará a India de la mano de Suzuki

    Toyota Urban Cruiser

    Un nuevo acuerdo entre Toyota y Suzuki. Las dos firmas japonesas avanzan en su acuerdo para desarrollar nuevos modelos para determinados mercados reduciendo los costes. El primero ha sido el nuevo Suzuki Across, pero tienen más proyectos en cartera: el más inmediato, el regreso del Toyota Urban Cruiser para India.

    El teaser que puedes ver sobre estas líneas avanza la vuelta al mercado de un modelo de tipo SUV que los de Toyota ofrecieron en Europa desde el año 2009, utilizando la segunda generación y con el que entraron en el segmento B. Un modelo que no terminó de cuajar y que abandonó el mercado.

    Pero el Toyota Urban Cruiser prepara su vuelta, aunque no lo hará en el mercado global, sino que será una apuesta de Suzukipara India, uno más del acuerdo de cooperación que las dos marcas japonesas firmaron el pasado año y que comprende compartir tecnología híbrida, motores de combustión y hasta modelos.

    El Maruti Vitara Brezza se convertirá en el nuevo Toyota Urban Cruiser

    Este apartado ya ha arrancado, de manera que el Suzuki Baleno se ha reconvertido en el Toyota Glanza y el RAV4 lo ha hecho en el Suzuki Across, modelo que llegará a Europa en 2021. El tercero es el Urban Cruiser, un modelo que servirá de base para un remozado Vitara Brezza que se seguirá vendiendo en el país más poblado del mundo y que llegará a partir de otoño.

    Los dos modelos compartirán estética exterior e interior, si bien se espera una imagen algo más definida y en línea con el Land Cruiser en el caso del Urban Cruiser. Incluso, para no «canibalizarse» el uno al otro, las dos marcas han llegado al acuerdo de que el modelo de Toyota ofrezca un interior con colores más frescos y se posicione como un modelo más completo, a pesar de que hasta las mecánicas serán idénticas.

    Los dos contarán con un motor de gasolina de 1.5 litros y con una potencia máxima de 105 CV, la única opción posible en el Toyota, asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades o automática de 4 relaciones. Ambas transmisiones también tendrán la peculiaridad de disponer de la tecnología semihíbrida con un pequeño motor eléctrico, denominada «SmartHybrid», un diferenciador más.