¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¡Su Toyota Yaris WRC ya no me sirve!

La publicación del nuevo reglamento técnico para el WRC 2017 y las ideas de Tommi Mäkinen chocan radicalmente con el actual prototipo. La necesidad de construir un nuevo Yaris WRC es muy alta y el papel de Toyota Motorsport GmbH podría ser menor.

Tommi Mäkinen es el nuevo Team Manager de la estructura Toyota Gazoo Racing, el equipo que devolverá a Toyota Motorsport al WRC en 2017. El ex piloto finlandés apenas lleva una semana en su cargo y ya ha empezado a imprimir sus normas. De entrada, pretende que el proyecto que ha desarrollado hasta ahora TMG tenga su base en Finlandia, algo que relegaría a la sede de Toyota en Colonia a un segundo plano. La idea de Mäkinen es rodearse de gente de confianza y comenzar el proyecto desde cero.

En la parte logística, sorprende esta decisión. Con 15 meses de trabajo por delante, un cambio de la sede de TMG de Colonia a Finlandia supone un gasto importante, por no hablar del desaprovechamiento palpable de las instalaciones de Toyota. La sede de TMG es moderna, tiene tecnología de primer nivel y sobre todo, una base de trabajo realizado en la última época no sólo con el desarrollo del Yaris WRC, sino del Yaris R1A o el peculiar Toyota GT86 CS-R3, el modelo con tracción trasera y motor boxer.

Y es que este podría ser el destino final de las instalaciones alemanas. Con Tommi Mäkinen al mando y centrado totalmente en el desarrollo sobre el Yaris WRC, no sería de extrañar que TMG centre su atención en trabajar sobre el motor 1.6T que debe equipar el World Rally Car japonés, así como en el desarrollo de una versión R5 del Yaris y una variante R2. Con la creación de estos dos modelos, Toyota tendría una gama completa de vehículos carreras-cliente desde los pequeños R1 hasta los tracción total R5, pasando por todos los peldaños intermedios.

Las intenciones de Tommi Mäkinen a nivel competitivo y de financiación tienen mucho más sentido. Toyota desarrolló su proyecto y anunció su regreso al Mundial de Rallies con un Yaris WRC adaptado a la normativa actual. El prototipo se demostró competitivo a lo largo de los distintos test celebrados. Sin embargo, la publicación de la nueva normativa técnica aplicable a partir de 2017 da un vuelco y convierte al actual Yaris WRC en un vehículo prácticamente inservible. Digno de ir directamente a la basura o de ser expuesto en el museo de Toyota sin llegar a competir.

Puede sonar radical, pero es la pura realidad y Tommi Mäkinen lo sabe. El nuevo reglamento técnico dibuja un nuevo tipo de vehículos y no tiene sentido desarrollar un modelo en base al nuevo reglamento sobre el Yaris WRC actual. Al igual que le pasará al resto de fabricantes, lo lógico será desarrollar un vehículo desde cero para conseguir una aerodinámica pulida, unas medidas más anchas y un centro de gravedad más bajo. TMG tendrá que evolucionar su motor con brida de 36 mm hasta los 380 CV de potencia, casi como única misión.

Mientras tanto, Tommi Mäkinen y su equipo deberán desarrollar un nuevo diseño del Yaris WRC, que podría estar terminado a finales de este 2015, con el objetivo de comenzar los test a partir del primer trimestre del próximo año. Será muy importante seguir el trabajo en las instalaciones de Tommi Mäkinen Racing en Puupola, el nuevo cartel general que devolverá a Toyota al WRC. Tendrá una centena de trabajadores y posiblemente de sus despachos también salgan las decisiones sobre los pilotos con los que debe contar Toyota, tanto en la fase de test como en competición, ya en 2017.

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto